welcome
Lorem
Hey you! Look
last topics
- Verano -
Mes de Agosto
Max: 00° Min: 00°
Staffers
nombre
MP
nombre
MP
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse mattis blandit justo, at aliquam ante semper luctus. Quisque eget magna ac urna tempus feugiat. Ut id nunc id ante ultricies mollis. Nunc dignissim nisi vel lacus imperdiet sagittis. Cras id quam ante. Vestibulum eu posuere libero. Proin ut dignissim nulla. Morbi nisl neque, hendrerit et ipsum ac, sollicitudin laoreet est. Donec nec est erat. Mauris est dolor, tempus ac varius ut, vehicula ac ante. Cras in tincidunt mauris. Aenean in est nisl. Etiam a mauris sed risus laoreet molestie. Vestibulum faucibus erat sit amet odio cursus fermentum. Mauris et quam ut est tincidunt pulvinar ornare volutpat ipsum. Sed molestie leo vel eros placerat, at convallis enim sollicitudin. Donec sed ultricies orci. Etiam vehicula aliquam felis. Mauris congue consectetur est, ac lobortis dolor pharetra sed. Fusce mauris libero, ornare vel velit in, bibendum blandit tellus. Sed aliquam tellus id velit elementum scelerisque mollis sed elit. Morbi facilisis, arcu quis sollicitudin malesuada, velit libero elementum odio, eu molestie elit risus commodo sem. Vivamus commodo massa lorem, non ornare nibh porttitor ut. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. In hac habitasse platea dictumst. Morbi commodo id turpis a condimentum. Curabitur blandit sem erat, eget dapibus ligula mollis sit amet. Cras congue venenatis vulputate. Sed hendrerit venenatis tellus, ac elementum diam aliquam ac. Praesent non enim pulvinar, ullamcorper tellus quis, semper erat. Nunc scelerisque, nulla ac rutrum fringilla, justo libero condimentum tellus, nec tristique erat arcu a nulla. Sed congue aliquam turpis, vitae accumsan nisl tincidunt eu. Pellentesque in odio ut metus viverra elementum vel a est. Fusce id turpis purus.
credits

[T] El circo macabro

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[T] El circo macabro

Mensaje por Master el Jue Ene 05, 2017 9:54 pm

ROL APROBADO POR ADDLER

Él le sonrió cómo nunca, y ella se giró a verlo, con la espalda recta y los hombros tensos


Las luces están bajas..., y sólo se escuchan unos cuantos murmullos. La emoción por su apertura impregnó el ambiente con una gran expectativa. Y todos lo saben.
Las cortinas se cerraron y las personas fueron tomando asiento. Un reflector iluminó el centro del escenario cuando unas trompetas se escucharon, y bajo la luz, se hizo visible una figura que estaba en camino de acabar una reverencia. Un hombre de cabello naranja, con varias horquillas sujetándole el cabello; una camisa y un chaleco a cuadros, además de un saco con bordes dorados que le cuelga sobre los pies, con zapatos de charol negro y un pantalón ajustado con extremos acampanados. Lleva una mano oculta dentro de la camisa..., y con la otra señala al público.

—Sean bienvenidos —ofrece una minúscula sonrisa y se irgue para mostrarse. Luego, saca la mano oculta en la camisa y con ella tres pelotas de colores: una mano de hueso tallado y unas pelotas verde, rojo y amarillo.
Se dirige al público con un gran movimiento de brazos y comienza a jugar..., a balancear las pelotas de una mano a otra. Sus movimientos son seguros, pero tambaleantes. Sus piernas se doblan y tuerce su cuerpo como en una convulsión. Parece un muñeco de trapo intentando sostenerse. Finalmente, se detiene y encorvado dice:—Esta noche tengo el honor de ser su presentador.

»Sabrán de mi circo del horror. Pues bien..., nosotros hoy...
»Beatrice, amor, ¿podrías explicarlo mejor?

Como una sombra, de su espalda surge una joven. Deja ver sus ojos por sobre su hombro derecho, pasa una pierna por delante de sus caderas..., y le arruga el saco. Balanceándose, deja ver sus brazos y sus piernas, hasta que por fin se deja ver. Una niña de hermosos ojos y cabello café, con un cuerpo delgado y un traje que no cubre lo suficiente. Antes de salir por delante del muchacho, le roba un beso en la comisura de los labios e igual que él, reverencia y se irgue.

—Hoy... haremos sus sueños realidad —

La luz se apagó.



LA INGLATERRA DE JACK EL DESTRIPADOR
«Cuanto más penetramos en Whitechapel, más se hundía nuestro corazón . ¿Se trata de Londres? Nunca en Rusia, nunca en los peores tugurios de Nueva York, se puede ver tal pobreza como en el Londres de la década de 1880.»
— Las avenidas de Whitechapel:


Whitechapel es un barrio de clase baja en el municipio londinense de Tower Hamlets, Gran Londres, Inglaterra. Se encuentra a 5.5 kilómetros (3.4 millas) al este de Charing Cross y está aproximadamente delimitado por la calle Bishopsgate en el oeste, la Fashion Street en el norte, Brady Street y Cavell Street en el este y The Highway en el sur. La población residente es de variado origen étnico.
El corazón de Whitechapel es Whitechapel High Street, que se extiende de hasta Whitechapel Road.

— Los crímenes del famoso Destripador:



Jack el Destripador (Jack the Ripper en inglés) fue un asesino en serie de identidad desconocida que cometió varios crímenes en 1888, principalmente en el distrito de Whitechapel, en Londres, así como en las áreas empobrecidas de los alrededores. El citado apodo tuvo su origen en una carta escrita por alguien que se adjudicaba los asesinatos bajo este alias y, como resultado de su difusión por los medios de comunicación, dicho nombre pasó a ser conocido por la sociedad en general.

—Con frecuencia, Jack el Destripador es descrito como un asesino inteligente, eficaz, astuto, frío y obsesionado por el asesinato. Los ataques que se le atribuyeron, involucraron a mujeres prostitutas de barrios pobres y tenía un
modus operandi
distintivo, que consistía en estrangulación, degollamiento y mutilación abdominal. La extracción de los órganos internos de al menos tres de las víctimas, llevó a pensar que el asesino tenía conocimientos anatómicos o quirúrgicos.

— Con o sin espejos de oro:


— Personas alquilando un sitio para dormir, no una cama.


— Prostitutas



EL CIRCO DE LAS MARAVILLAS
C O D E:

Código:
■ Dime tu nombre: |También deben escribir su apellido|
■ Edad: |De 10 en adelante|
■ Personalidad:
■ Historia: |Todo, me gusta mucho leer esto|
■ ¿Te gusta el color naranja?
■ Un amuleto: |Lo que sea|
■ Imagen:
F I C H A:

1.Sarah Ann
(lluisis1520)

1.Isamu Fairchild
(R1as)

1.Eleanor Dunn
(Buny)

1.Kavi Heredia
(MakotoKonno)

1.Ren
(Lenka1020)

1.Sharon Rainsworth
(OhUsagi)

1.Sophia Windsord
(MeiLaing)

1.Eyrene Virgina Blythe
(xiasamaa)

1.Victoria Sellers
(Addler)

1.Charlotte Robinson Griffin
(yuushan)

1.Theo Hunter
(CataxGirl)

1.Cedric Addams
(LaChinaRomero)

1.Marshall Beaufort
(AlexUsamii)

_________________
FRASE
Imagen personal : Mensajes : 30
Puntos : 1133
Fecha de inscripción : 09/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: [T] El circo macabro

Mensaje por Master el Jue Ene 05, 2017 10:00 pm

INVITACIONES ENVIADAS Y ESPERANDO RESPUESTA

Marshall Beaufort
(AlexUsamii)

Francés | 27 años | Un anillo de oro | Sí
«Es un nuevo amigo, por lo que le daré un voto de confianza


Eleanor Dunn
(Buny)

Inglesa | 22 años | Un rosario de plata | Sí
«No sé qué me preocupa más, su carácter o... su posible carácter



Kavi Heredia
(MakotoKonno)

| Romaní | 17 años | Un talismán de familia | No
«Es especial, y sería la primera vez


Sarah Ann
(lluisis1520)

Nórdico | 13 años | Un brazalete de su madre | Sí
«No se imaginan ustedes las ansias que me da. Es pequeña y con tal profesión



Victoria Sellers
(Addler)

Inglesa | 23 años | Un broche de familia | No
«[...] han aceptado el liderazgo de un hombre



Sharon Rainsworth
(OhUsagi)

Inglesa | 17 años | Un listón | No
«En ocasiones no es sólo cuestión de seguir las reglas.


INVITACIONES

Estos son los personajes que rolearan aquí en Corazón de melón

_________________
FRASE
Imagen personal : Mensajes : 30
Puntos : 1133
Fecha de inscripción : 09/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: [T] El circo macabro

Mensaje por Master el Jue Ene 05, 2017 10:07 pm

INVITACIONES ENVIADAS Y ESPERANDO RESPUESTA

001204

Isamu Fairchild
(R1as)


010248

Ren
(Lenka1020)


004803

Theo Hunter
(CataxGirl)


000445

Sophia Windsord
(MeiLaing)


000023

Charlotte Robinson Griffin
(yuushan)


012134

Eyrene Virgina Blythe
(xiasamaa)

Estos son los personajes que rolearan en el foro.

_________________
FRASE
Imagen personal : Mensajes : 30
Puntos : 1133
Fecha de inscripción : 09/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: [T] El circo macabro

Mensaje por Master el Jue Ene 05, 2017 10:08 pm

EL CIRCO DE LOS HORRORES— Whitechapel, 1888
LA INGLATERRA DE JACK EL DESTRIPADOR

UN NUEVO CRIMEN

— Este viernes 31 de agosto fue encontrado el cuerpo de Mary Ann Nichols, una prostituta asesinada en Buck's Row (Durward Street), Whitechapel. Su cuerpo fue descubierto por el conductor de carros Charles Cross 14 15 a las 3:45 a. m., en el suelo delante de una puerta cerrada. Su garganta ha sido cortada dos veces de izquierda a derecha, varias incisiones profundas en el abdomen, y tres o cuatro cortes similares en el lado derecho, fueron causadas por el mismo cuchillo utilizado de forma violenta y con trayectoria descendente.

Esto, sumado a dos crímenes de la misma índole [...] ¿Será esto obra de un solo hombre?
Esto es lo que dice el periódico The Star, hoy 1 de septiembre, vinculando un nuevo asesinato a dos efectuados anteriormente. Insiste en la hipótesis de que, junto a este, los dos asesinatos anteriores a prostitutas se realizaron bajo la daga de un mismo asesino.

APENAS UNOS RUMORES

— Quiero que tengan bien en claro que aún no han salido al detalle los asesinatos de Whitechapel. En realidad, este es el comienzo y, por lo tanto, no se conoce el nombre de Jack el Destripador.

EL CIRCO DE LOS HORRORES
LA LLEGADA DE LA MISTERIOSA CARAVANA

El primero de septiembre de 1888 un circo llegó de imprevisto a través de las calles del obscurecido Whitechapel. En la noche una serie de caravanas pasaron en dirección al este, dirigidos por una música extrañamente suave que parecía mecer las antorchas. En un van y viene las caravanas se escabulleron por los parajes y las callejones, y nadie supo que el circo llegó..., hasta la mañana siguiente. Un circo en Whitechapel. Instalado en uno de los sectores más alejados del comercio, donde las casas arruman y decaen, en medio de un terreno desocupado, muy lejos detrás. Donde Whitechapel se borra y se vuelve a dibujar, allí se alza la carpa negra y roja. Han dejado boletos en todos lados, incluso dentro de las alcantarillas, porque hoy... todo el mundo está invitado.
Objetivos

Sólo narren lo que sucede. Su día, su vida normal y luego cómo y dónde encuentran, o quién les entrega el pequeño boleto para el nuevo circo, o si se coloron. Si pudieron escucharlo en la noche, y si escucharon la melodía. Su llegada al circo y su primera impresión, y por supuesto, si se ofrecen voluntarios para el acto. Griten "SÍ" si lo hacen.

EL ACTO DEL MALABARISTA PHAM
El circo de los horrores

Los invitados han llegado por fin, uno a uno fueron pasando por la carpa y buscando asiento en el inmenso interior. [aquí sucede lo del prólogo de arriba, el primer post]

La luz se apaga y se escucha una voz, un niño dice:—Damas y caballeros, ¿desearían participar conmigo?
— C O M E N T A R I O:

¡Bienvenidas! Es un placer y una inmensa emoción escribir con ustedes. Espero que les guste, si tienen dudas me dicen. Las chicas del foro que hayan venido a ver aquí, ustedes comienzan cuando aquí tenga al menos 1 post, luego entenderán por qué. Les pasaré el foro cuando sea la hora. Pero les aseguro que será hoy.
Recuerden, ya que mis reglas no están, que lo que más exijo es actividad y una charla fluida, necesito que hablen, que comenten, lo que sea. Hay personas a su lado, delante, detrás... hay personajes míos con ustedes en el público. Si deciden charlar, alguien responderá; o con sus compañeros. ¡Lo que sea!

Diviértanse mucho <3

Oh, es cierto. Casi lo olvido. Cualquiera que sea de fuera de Whitechapel, va al distrito. Quiero que se las ingenien bien para pensar por qué van sus personajes. La que sea, la que quieran. Ir a ver a un traficante de joyas, por un matrimonio, por una compra de esclavos. Por un empleo, ¡lo que sea!

_________________
FRASE
Imagen personal : Mensajes : 30
Puntos : 1133
Fecha de inscripción : 09/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: [T] El circo macabro

Mensaje por Mixchie el Vie Ene 06, 2017 3:39 am


Cabellos rubios al aire revoloteaban, enmarcando las suaves facciones de la muchacha con mejillas de melocotón. Una sonrisa dulce se formó en sus labios, al tiempo que agradecía las joyas que el joven a sus ojos depositaba sobre su cuello. Mentiría si dijera que no sentía remordimientos por sus acciones, pero más aún le dolería el no poder ser de utilidad para quien ha estado tantos años a su lado. Por lo mismo, aquel rostro inocente mantuvo la calma con la que solía vestirse, mientras su acompañante hacía promesas sobre el futuro que tendrían por delante. Como ya estaba atardeciendo, él le ofreció escoltarla hasta su hogar, pues una persona tan encantadora como ella podría ser atacada fácilmente.

Sin embargo y tal como lo ha hecho siempre, se acercó con delicadeza hasta tocar la mano del adolescente de orbes pardos, provocando que éste se sorprendiera positivamente. No hizo falta demasiado. No, eso no lo harían las de clase alta. Tan solo fue necesario el rozar la mejilla contraria con sus labios suaves como pétalos, para así separarse con la misma fragilidad que dominaban sus sentimientos. Utilizando la inmovilidad contraria, aprovechó de mezclarse con la multitud hasta quedar fuera de la vista masculina, aunque no sin antes el comentar que le vería muy pronto. Una vez estuvo lo suficientemente alejada, se internó en un callejón para descargar la molestia que sentía consigo misma.

Mentiras, cómo las odia.

Era de esperar que jamás se volviesen a ver, al fin y al cabo es solo por supervivencia. Mordió su labio con una mezcla de tristeza y culpa, pero sin llegar a generar una herida para poder seguir con las apariencias. Cuando fue capaz de respirar con normalidad, fue el momento de ir de vuelta a su distrito, pero no sin antes cambiarse de ropa para evitar las sospechas de los vecinos. Su vestido blanco como la nieve fue reemplazado por un camisón sucio, mientras que las joyas las escondió donde ningún ser humano podría buscar fácilmente, a menos que la obligaran a hacer cosas de poca etiqueta. Solo faltó el desordenar su cabello para obtener la imagen que necesitaba, con lo que fue capaz de subir en la parte de atrás de una carreta, para así caminar el poco trayecto que necesitaba hasta su hogar.

Al ingresar, fue directamente a la habitación de T, el que ya estaba sobre la cama cambiándose las vendas que cubrían su pecho. Sin inmutarse ante tal vista, se acercó para ayudarle con una sonrisa más bien triste.
—Sabes que podría ayudarte… Si tan solo…— Fue interrumpida con un ceño fruncido y unos ojos molestos, lo que se traducía como un silencioso “No seas idiota”. Porque claro, ella bien podía robar igual que él, pero con lo terco que era su hermano, probablemente la encerraría en la casa para que no fuese herida. Suspiró ligeramente, para así dejar las joyas al lado de la almohada, en busca de que él las inspeccionara y determinara el valor que tenían. Eran reales, de eso no había duda alguna.

Al finalizar, Shinae se tiró de espaldas a la cama de dos plazas, que habían conseguido con sudor, sangre y lágrimas acumuladas de varios años. Tras colocarse la polera, el de veintidós años se acercó con una sonrisa en labios.
—Lo has hecho bien. Vamos, es hora de dormir.— Cual interruptor accionado, la rubia fue presa de un bostezo que necesitó tapar con su mano, ya habiendo integrado aquellos modales de forma automática. No necesitaba cenar, pues ya había tenido bastante de comer con el chico de la tarde, y su hermano normalmente se saltaba la comida de la noche, probablemente por costumbre y para guardar comida. Cuando la luna alcanzó su punto máximo, la menor tuvo un sueño lleno de alegría, donde la música parecía darle la habilidad de volar por los cielos, llevándose junto a sí al moreno que descansaba a su lado.


Debido a la calma con la que durmió, no fue capaz de salir de ese estado hasta que el joven volviese a entrar a la habitación, después de haber ido a vender las joyas del día anterior. Como estaba cansada, pero quería darle las noticias, le ayudó a sentarse en el lugar al tiempo que la mantenía e su posición, pues cabeceaba cual bebé.
—Mira lo que he encontrado.— Ante la voz masculina decidió frotarse los ojos, en un intento de disipar la neblina que cubría su visión. A continuación, observó curiosa lo que tanto quería mostrarle T. Un folleto que anunciaba la llegada de un circo a Whitechapel descansaba sobre las mantas, invitándoles al espectáculo que se llevaría a cabo el mismo día. En ese mismo instante, toda la energía que hace un momento hacía falta, se presentó junto con una sonrisa de oreja a oreja. Nunca tenían la oportunidad de asistir a algún evento de tal calibre, por lo que la emoción desbordaba por todo su ser.

Sin pensarlo dos veces, se lanzó a los brazos de su acompañante para agradecerle una y otra vez el que le llevara a tal lugar, el cual le respondió con una risa animada. Como era una ocasión especial, ella quiso arreglarse un poco más de la cuenta, lavándose en el río cercano a su hogar. Las aguas eran claras y toda la suciedad que pudiese estar en su menudo cuerpo, se devolvió al lugar que pertenecía: la naturaleza. Sin más espera, vistió un conjunto simple pero agradable a la vista, al tiempo que sacaba del armario una camiseta que insistió en comprar para su cómplice en robos, en su cumpleaños veintiuno. Ambos, luciendo presentables, se encaminaron a la carpa roja y negra en las lejanías del distrito vecino, donde ya gente se aglomeraba en las entradas.

A pesar de que cometiesen crímenes de manera habitual, ese día sería distinto. Pues, aunque la de mirada cielo no lo mencionara, él sabía que no se sentía del todo cómoda con el estilo de vida que llevaban, por lo que deseaba que se divirtiese en compensación a todos los cumpleaños que no pudieron celebrar. Una vez en la boletería, consiguieron dos entradas, para así ingresar junto con los demás emocionados. Habían sido de los últimos en la fila, por lo que ya el ambiente estaba con murmullos por todos lados, aunque fueron silenciados cuando un foco se encendió repentinamente, dejando a la vista a un hombre de cabellos anaranjados, que tenía en su poder tres pelotas de colores, pero no en una mano común y corriente. No, ésta era de hueso. Asombrada se distrajo intentando no perderse ningún solo detalle, sin embargo fue obligada a desviar la vista cuando una mujer salía de detrás del presentador, llamada Beatriz.

Al ser tantas personas y ella tan pequeña, cuando estaban buscando dos asientos libres desde los cuales pudiesen ver con claridad, se tropezó con una persona desconocida. Inmediatamente se disculpó preocupada al tiempo que se escuchaba un “Hoy… Haremos sus sueños realidad”, hizo una pequeña reverencia a quién hubiese molestado y continuó su camino, sin saber si le respondieron o no por el bullicio del lugar. Cuando las luces se apagaron, se guió en la oscuridad por la mano que le tomó T, llegando finalmente a los puestos disponibles. Sus ojitos brillaban con tan solo la voz de un niño, preguntando si quisieran participar junto a él. Sin dudarlo un instante, se levantó con la mano alzada, pero sin llegar a tener movimientos bruscos, para así “gritar” que sí lo deseaba. Y digo “gritar”, porque su voz además de ser suave, era amortiguada por los demás presentes. De cualquier manera, tampoco sabía si se estaba dirigiendo a dónde debía, por estar rodeada en sombras, pero no disminuía los latidos frenéticos de su corazón ni mucho menos quitaba la emoción que sentía en esos momentos.

OffRol:
¡Diiooooooooooooooooooooos! ¡Que emoción~! >////////////< Muchas gracias por elegirme, espero que todas nos llevemos muy bien y logremos disfrutar al máximo con el circo *^* Pueden decirme de la manera que gusten~~ Y ya cuando alguien más postee, dejaré a Ren y Lyr <3 <3
avatar
Mensajes : 11
Puntos : 185
Fecha de inscripción : 06/01/2017
Edad : 18

Volver arriba Ir abajo

Re: [T] El circo macabro

Mensaje por Xiasama el Vie Ene 06, 2017 1:52 pm



Una bonita música comenzó a penetrar en la conciencia de la muchacha, esta se removió un tanto incomoda y fastidiada, pero sin llegar a permitir que las notas la obligasen a deshacerse por completo de su hermoso sueño.  Justo en ese instante, el picaporte de su puerta giraba lentamente, procurando hacer el mínimo ruido posible, para así no molestar a la dama. La persona entro, sigilosa como un gato y se instalo el la mecedora que se encontraba entre la cama y la ventana. Miro a la muchacha con ojos deseosos, mas no le toco un solo pelo, se limito a comérsela con la mirada; observo su bien definido rostro, como sus cabellos caían lacios por todas partes, como sus facciones estaban relajadas… era el único momento del día en el que se podía pillar a la chica serena, completamente calmada.

[…]

Mis ojos se abrieron lentamente, unos tenues rayos de luz se filtraban por entre las cortinas que intentaban bloquear cualquier maldad del exterior, bañaban mi rostro y me incitaban a despertar, a comenzar un nuevo día. Aun si lograr despejarme completamente me levante de mi cómoda cama y me dirigí al aseo, mi aseo propio. Hace un par de años eso me parecía poco mas que imposible, pero ahora todo habia cambiado. La bañera ya estaba preparada para mi uso, con el agua bien caliente, como me gustaba, y las ultimas novedades en cremas y ungüentos. Me desvestí completamente y me sumergí en el liquido que tenia una tonalidad lechosa.

El tiempo en aquel lugar pasaba volando, así que no puedo decir exactamente cuanto pase allí, pero si el suficiente para que mi piel se arrugara y el agua comenzara a enfriarse. Salí y me seque con las suaves toallas blancas que me esperaban sobre la silla pegada al lavabo. Se me hacia raro vivir así, todavía no me habia acostumbrado, temía que en cualquier momento todo desapareciese, y despertada de mi profundo sueño. Alegue todo pensamiento desagradable y volví a mi habitacion, para embutirme en aquellas prendas. Abrí el armario y elegí un vestido negro con infinidad de adornos.

Mire mi precioso reloj de mesa y me percate de que la hora del desayuno se acercaba. Salí de mi cuarto y me tope con un par de criados, que agacharon la cabeza nada mas verme, yo por mi parte los ignore y seguí mi camino con la cabeza bien alta. Recorrí los grandes pasillos para llegar a la larga escalera que dirigía a la planta mas baja. Mi lado infantil se encendió. Mire a ambos lados, cerciorándome de que nadie me observaba y… ¡zas! De un salto me subí a la barandilla y comencé a deslizarme a toda velocidad.

Querida, no debería hacer ese tipo de cosas

Su voz me sobresalto y consiguió que perdiera mi equilibrio, cayendo de espaldas. El panico me invadió y empecé a aletear, como si así pudiera alzar el vuelo y evitar el impacto contra el suelo. Para mi sorpresa no llegue a tocar el duro mármol, no es por que lograra alzar el vuelo, si no porque unos fuertes brazos me sostuvieron. Nuestros ojos se encontraron, estábamos a penas un par de centímetros, mi corazón se paro un instante para luego amenazar con salirse del pecho. Aparte la mirada intente deshacerme de los brazos que tan fuertemente me sujetaban, mas su agarre era férreo e impidió que lograra mi propósito. Su rostro se acerco cada vez mas, cerré los ojos esperando el beso, pero sus labios pasaron de largo y se quedaron a la altura de mi oído.

Puede hacerse daño. Eres mi tesoro, y quiero que siempre estés en buen estado

Los colores tintaron mi rostro que intente ocultar, pero para lo único que sirvió fue para causar una risa en mi secuestrador. Me bajo con toda la delicadeza y dulzura del mundo. Una pilla sonrisa se pintaba en su rostro, haciendo que pareciera mucho mas apuesto. Tenia curiosidad por tanto secretismo, ya que esa sonrisa siempre significaba algo y no me equivocaba. Metió su mano en el bolsillo y saco dos boletos para el circo. No pude evitar sentirme decepcionada, pero debía ocultarlo, para no ofenderlo.

[…]

El conductor paro a los caballos muy bruscamente, haciendo que la inercia me empujara hacia delante. Cuando baje no pude evitar arrugar la nariz. El aire olio mal, ademas estaba todo lleno de gente de clase baja, aunque parecía que ya habia entrado la mayor parte de la gente. Nuestra tardanza habia sido debido a una rabieta causada por mi madre, a veces no la podia soportar… Cogí el brazo de mi acompañante y nos dirigimos a hacia la cola. La carpa negra y roja se alzaba ante mis ojos, majestuosa, invitando a todas las personas a entrar. Todo el mundo quería estar ahí, todos menos yo, que prefería pasar la tarde tranquilamente en casa o en algún evento de la clase alta.  

El interior estaba casi completo, las luces estaban bajas y habia murmullos por todas partes. Un reflector ilumino el centro, el lugar donde se efectuaría el espectáculo, unas trompetas sonaron y alguien apareció. Mi acompañante tiro de mi, en un gesto un tanto brusco, y me sentó en un asiento. Mire el escenario. La persona que supuse que se trataría del director, nos dio la bienvenida y comenzó a jugar con unas bolas de diferentes materiales. Tenia unas pintas un tanto extrañas, aunque como jamás habia asistido a un evento como esos, pense que seria lo normal. El extraño logra captar mi completa atención, sus movimientos son raros y no puedo evitar sentirme incomoda. Una muchacha surge de algún lugar que no puedo identificar, sus movimientos son igual de toscos que los de el.

Hoy haremos sus sueños realidad

La luz se apaga y una voz infantil me sobresalta. No se muy bien lo que pregunta, pero un millón de voces gritan si.  Comienzo a molestarme por el griterío. Noto una mano entrando en el bolso que llevo, si fuera una rica normal, seguro que podrían haber llevadose todo un botín, mas habian elegido a la persona equivocada. En un rápido movimiento atrapo la mano ajena y sin soltarla miro a la persona a los ojos, con gran aire de superioridad.

off rol:
Hola, hola, hola!!!! Encantadísimas de conocerlas a todas, creo que no conozco a ninguna, pero realmente las conozco a todas jusjusjus, vale, ya paro.

Punto numero uno, mil gracias por escoger a mi niña, va a costarme un poco meterme en el pj, pero a medida que avance todo será mucho mejor, lo prometo. Punto numero dos, os doy completo permiso para interactuar con Eyre, no os preocupéis, no muerde a no ser que la molestéis mucho n.n. Punto numero tres, escogí el color secundario porque creo que ya alguien mas tenia el red… Y punto numero cuatro feliz reyes y comed mucho para asa engordar y que estéis bien rellenitos cuando tenga que ir a raptaros para comeros…. Mejor olvidad esto ultimo Xd.

Pd: Hagamos de esto un autentico desmadre!!!!!
avatar
Mensajes : 11
Puntos : 185
Fecha de inscripción : 06/01/2017
Localización : Yo hábito en tu imaginación...(^^)

Volver arriba Ir abajo

Re: [T] El circo macabro

Mensaje por Mixchie el Vie Ene 06, 2017 9:13 pm


Dos pasteles pequeños en mano, cortesía del dueño de la panadería, y su figura caminando algo afeminada en el callejón del lado, ¡qué bendición el tiempo libre! Posicionó ambos sobre su pecho, pues su grupo de amigos había vuelto al tema de conversación más candente que se podría dar entre adolescentes. Las mujeres, ¡que bellas criaturas~! Más de alguna risa se escapó de los labios ajenos, siendo seguidos por comentarios más inapropiados todavía. Pero no se compararon a cuando uno de los jóvenes tomó acción por su cuenta, llevando las masas decoradas de un solo viaje al rostro del de mirada carmesí, el que lejos de quejarse prosiguió las bromas al desfigurar sus facciones de una forma un tanto… idiota.

Pero, ¿qué más daba si se burlaban~? Ni que fuera un crimen el hacer reír a los demás. Sin quedarse con los brazos cruzados, empezó a perseguir a sus acompañantes con el fin de “abrazarlos”, o eso decía, cuando todos entendían que solo quería compartir la crema y ensuciar todo lo que estuviese a su alcance. Sin embargo, ya estaba terminando su tiempo de descanso y debía volver a entrar, por lo que se despidió alegremente y sin preocupación alguna, a pesar de que muchos le gritaban por haber sido víctimas de su ataque. Cualquier otro se limpiaría en el minuto que pasaran por el umbral de la puerta… Claro, porque no son él. Sin vergüenza fue corriendo la sustancia hasta que hiciese una barba falsa en su rostro. Esto no era ni una milésima de las cosas que habían presenciado sus compañeros de trabajo desde que le conocieron, es más, era una de las razones por las que le contrataron, gracias a que muchos clientes amaban reírse a costa del pelinegro.

Desde cantar a pulmón abierto hasta dar consejos románticos, se trataba casi de una atracción que aumentó la popularidad del negocio, aunque también existían casos en que ciertas señoritas se pasaban solo para admirar la vista. El tiempo voló hasta que ya fue de noche, donde se fue caminando no por el sendero más iluminado y seguro, sino por callejones con el fin de agregar algo de tensión al momento, ¡necesitaba que fuese interesante~! Después de todo, el verdadero Londres solo se podía apreciar en esos instantes; no quería el correcto, no, no~. ¿Podía haber algo más aburrido que personas pretendiendo pertenecer a mejores clases sociales o intentando ingresar a ellas, a través de la manipulación y la seducción? Eran mucho mejores los amoríos, las jóvenes que se encontraban a escondidas con sus amantes, o incluso, con vendedores que hacían su fortuna al entregar sustancias ilícitas.

Cual gato, sigiloso y hábil se desplazó con tan solo la compañía de la luna. Ya se sentía en el aire el regocijo de los ciudadanos por ser, finalmente, sábado. Y él no era uno menos, ¿a cuántas personas podría molestar este fin de semana? ¿Debería inculpar a alguien de robar las prendas íntimas de una señorita? ¡O mejor~! Mientras duermen, colocarles dicha tela de tal forma que se vea como un antifaz~. Chasqueó su lengua, desaprobando lo que recientemente había ideado, pues no sería la primera vez que lo hace. Así fue que llegó a su casa y posteriormente se acostó, aún con la duda en la cabeza de qué podría hacer de esos días algo digno de recordar.

¿Habrá sido su plegaria escuchada por los dioses del Olimpo? Tonterías, nada como eso existe. Pero sí que se avivaron las cosas un poco, pues al día siguiente mientras caminaba por la ciudad, se encontró con un periódico del día anterior, el primero de septiembre. A pesar de que estaba bastante arrugado por todas las personas que debieron caminar encima del papel, aún era posible leer su contenido. Quizás no hubiese prestado atención si no fuese por el título en grandes letras, que describía un asesinato violento que tenía de víctima una prostituta de Whitechapel. En él se mostraba la interrogante del escritor de la noticia, sobre si sería obra de la misma persona. Y dice “persona” a pesar de que ahí saliera “hombre”, pues ¿quién aseguraba que era de sexo masculino y no una dama dominada por la rabia? Suponía que esas eran las creencias por el trabajo que desenvolvía la víctima, pero también podría ser aquella la mismísima razón de que la llevase a un callejón.

Sonrió ampliamente, cual niño con nuevo juguete, mientras dejaba el objeto en el suelo como muchos otros y se dirigía a dicho distrito de mala fama. Parecía ser un deseo morboso, o ese sería el pensamiento común de cualquiera al ver su actitud, pero más que nada era curiosidad por ver la reacción de las personas en la cercanía, puede que incluso descubriese algo que le ayudara a salvar su pellejo si al asesino se le ocurría acercarse a los alrededores de su hogar. Una vez ahí, intentó ver con más detalle la escena del crimen, pero los malditos le negaron el paso. Con un plan en mente, estaba por gritar que alguien estaba saqueando una casa cercana, pero se mordió la lengua al ver que gran cantidad de gente se aglomeraba con folletos en manos. ¿Realmente estaban tan tranquilos, tomando en cuenta que se encontró un cuerpo destrozado a pocos metros de ellos?

Inevitablemente soltó una risita al tiempo que seguía al gentío, descubriendo así que un circo se instaló a las afueras del distrito de la noche a la mañana, sin que nadie, aparentemente, notara su presencia la noche anterior. Una vez pudo ver la carpa negra y roja, con la mayor de las cautelas se acercó a una muchacha desprevenida, sacando con gran agilidad el ticket que llevaba en la mano.
—¡Gracias, preciosa~!— Al parecer la suerte estaba de su lado, pues no fueron capaces de perseguirle debido a tanta masa de humanos caminando en busca de la fila para ingresar. Corrió como condenado hasta quien tomaba los tickets, importándole un comino si los que llegaron antes que él se quejaban. —Disculpe, antes tuve que salir de la carpa para ir a entregarle un documento a mi hermano, que es policía y está investigando por aquí cerca. Alguien que vigila dentro me dio otro ticket, diciendo que no sería problema el volver. — Como era de esperar, el encargado le dirigió una mirada confundida y molesta, sin embargo era imposible recordar cuantas personas entraban y salían, así que no tuvo más que darle el paso para poder continuar con los demás.

Una vez dentro llevó los brazos a su nuca, tarareando con tranquilidad mientras sus orbes carmesíes buscaban un asiento disponible. Poco después de acomodarse en su silla, el espectáculo inició con un hombre, el presentador, y una mujer de gran belleza que parecía ser cercana a su acompañante. Pero no fue sino hasta que las luces se apagaron y la voz de un niño hizo eco, que se interesó más en el show. Como siempre, desvergonzado y atrevido tomó la mano de alguien que no quería participar, alzándola contra su voluntad para acto seguido pararse en su asiento.
—¡Aquí~~! ¡Esta persona está casi que llora de la emoción y quiere participaaaar~!— Haciendo uso de su brazo libre, lo meció de un lado a otro para intentar llamar la atención, a pesar de que estuviesen a oscuras. Además, no dejó de gritar con toda la fuerza de sus pulmones, ¿le abuchearon? Probablemente. ¿Le importaba? En lo más mínimo.

OffRol:
Aquí está mi Ren, y a Lyr planeo dejarla pronto. En caso de que ya se esté haciendo tarde y no haya otro después del mío, editaré y estarán los dos en el mismo post askjdakshdajkshd

Xia~~ bienvenidaaa :D Hablaría con tu niña, pero quiero ver qué pasa si uso a una persona random (??) Un gusto >u<
avatar
Mensajes : 11
Puntos : 185
Fecha de inscripción : 06/01/2017
Edad : 18

Volver arriba Ir abajo

Re: [T] El circo macabro

Mensaje por MeiLaing el Vie Ene 06, 2017 9:56 pm


—No puedo creer que de verdad esto ocurra...— La grave voz de aquella mujer que leía el periódico retumbo en todo el carruaje, en el cual la prestigiosa familia Windsord se trasladaba a través de Whitechapel, la zona mas pobre y horripilante de todo Londres. Cualquiera que los hubiera visto allí pensaría que estaba alucinando.
Mirando por una de las ventanas, se encontraba la joven Sophia, única hija del matrimonio de Frank y Anne.

La joven observaba las calle con atención, sin decir ni una palabra, era lo que solía hacer siempre que salia de viaje, nunca pronunciaba una palabra a menos que sus padres se lo ordenaran.

En las avenidas, lo único que llegaba a ver era gente que paseaba de un lado hacia otro, la mayoría con periódicos en la manos, algunos caminaban lentamente mientras que otros lo hacían con mayor rapidez, a Sophia le encantaba imaginar el mundo de cada persona, sin embargo en su ambiente normal todos tenían el mismo mundo y todo giraba alrededor de lo mismo: Dinero.


Ya quiero llegar... Pensaba mientras movía con delicadeza sus manos y arreglaba el dobladillo de su vestido, sus padres estaban teniendo una muy interesante charla sobre cosas demasiado complejas para una niña de doce años y a pesar de que intentaba comprender el tema, le resultaba imposible.

—Perdone que interrumpa su charla padres, no es mi intención molestarles— Su voz era suave, hablaba con un acento muy marcado, no tartamudeaba se la oía muy segura de sus palabras —Me gustaría saber si podría tomar el periódico que la señora mamá estaba leyendo hace un rato. Quiero leer un poco, si es posible—.

Sus padres la miraron con severidad, su madre carraspeo levemente, mientras tomaba el periódico que había a su lado, sin embargo su padre fue el primero en hablar, a el le encantaba ser el primero en tomar la palabra. —Sophia, es fantástico que quieras leer, pero...no es el momento y el periódico es demasiado complicado para que lo comprendas...— Con tan solo dedicarle una mirada a su mujer, ella bajo el periódico y lo volvió a colocar donde estaba, su joven hija simplemente asintió y volvió a mirar por la ventana, levemente decepcionada. Yo puedo comprender todo eso si me dejaras intentarlo...


El carruaje se detuvo frente a una casa de ladrillos pintados de color blanco, y un techo de chapa verde que por poco no se caía, Sophia hizo una pequeña mueca y pensó que el conductor se había equivocado de parada, sin embargo el hombre que manejaba el caballo se levanto y se dirigió a abrir la puerta de su madre, quien bajo y tras ella su padre. Acto seguido el hombre abrió la puerta y ayudo a la joven a bajar.

La niña quedo impresionada, nunca había estado tan cerca de algo en tan mal estado, la casa no se caía a pedazos por los pelos, la pintura blanca estaba desgastada, y la puerta (verde como el tejado) estaba medio salida. Habia leído muchos libros y en algunos se describía estados de pobreza, pero no podía imaginar a nadie que viviera ahí, fue un golpe de realidad.

Sus padres la miraron y acto seguido comenzaron a hablar entre ellos, Sophia aun miraba la casa con asombro, todo allí tenia un aspecto lúgubre, no solo la casa. Las calles eran oscuras a pesar de que era por la tarde, apenas pasaba gente por esa zona.


—No puede entrar...—Comento su madre mientras se acercaba a la puerta. Su largo vestido se arrastraba por la acera, llevaba el cabello suelto, del mismo color que su hija y casi con el mismo corte, eran como un calco.
—Tampoco puede quedarse fuera  ¿O consideras que este lugar es seguro?.— Respondió el hombre mientras tomaba del hombro a su mujer, le encantaba llevarle la contra y ella nunca se quejaba.
—Se que el lugar no es nada seguro, pero serán solo unos minutos, podemos dejarla sola ese poco tiempo...—Susurro ella con una voz grave, lo contrario a lo de su joven hija, era una de las cosas que las diferenciaban. Su marido bufo, solía hacer eso cuando sabia que Anne tenia la razón, pero no quería aceptarlo. Sin decir nada, el tomo el picaporte de la puerta y entro.

Sophia estaba alejada, lo suficiente para no escuchar de lo que sus padres hablaban  era de mala educación meterse en las conversaciones de los mayores. Su madre se acerco a ella y le acaricio la cabeza levemente, no con dulzura, lo hacia como si estuviera obligada a hacerlo
—Sophia, ¿Podrías quedarte aquí durante unos minutos? Volveremos rápido...— Mas como una pregunta, se oía como una afirmación, no tenia otra opción. Sacudió su cabeza en modo de afirmación, su madre sonrió muy levemente y entro a la casa. La joven suspiro, ¿para que la llevaban si no podía siquiera entrar?.

Se quedo mirando los alrededor, se apoyo contra la fachada del lugar, justo frente de ella una farola colgada en un poste de luz, iluminaba muy poco era la única que se encontraba en esa calle. Hubiera sido de lo mas normal si allí no hubiera estado amarrado un cartel naranja que anunciaba la llegada de un circo. Sophia realizo una leve mueca y se acerco hacia el papel.

Tomo el letrero entre pequeñas manos, lo leía con atención y cada mas lo analizaba, mas ganas tenia de ir. Les fascinaba la idea de poder ir al circo, seria la primera vez que iría. Todo el mundo estaba invitado, giro el cartel y tras el se encontraban dos boletos, los agarro y los observo, el espectáculo seria mañana.

Pasados unos pocos minutos, sus padres y el conductor del carruaje salieron de la casa y subieron al carruaje, Sophia los siguió.

—¿Que tienes en la mano?.—Pregunto su madre cuando el carruaje comenzó a andar, Sophia le mostró las dos entradas, todavía las tenia con fuerza, temiendo que su madre se las arrebatara y las destruyera—¿Que planeas hacer con eso?—Sophia miro las entradas y luego la cara de su madre, realmente deseaba ir a ese circo estar rodeada de otros niños y dejar de tener obligaciones por una vez. Anne gruño mientras le arrebataba las entradas de la mano a la joven y se ponía a hablar con el hombre a su lado. Sophia miro por la ventana, algo triste, aunque por  fuera se mantenía impasible como siempre, sus padres hablaban en voz baja, sin embargo a Sophia no le importaba realmente que pasaba, la idea del circo debía quedar desechada.


Cuando Sophia termino de desayunar y se disponía a ir a su habitación a leer algo y tal vez hacer algo de tarea, su madre la paro en mitad del pasillo, estaba demasiado arreglada, llevaba un vestido largo de color morado oscuro con detalles en negro, maquillada y con el pelo recogido en un moño, le dio una pequeña sonrisa y comento —Ve a cambiarte, tenemos que ir al circo— Sus ojos se iluminaron, sonrió mientras veía como su madre le entregaba uno de los boletos que el día anterior había recogido, sintió que podría gritar y saltar por toda la casa, pero simplemente realizo una pequeña reverencia y susurro <> mientras caminaba hacia su cuarto, escaleras arriba.


El carruaje se paro frente a la carpa de circo, madre e hija bajaron y miraron el lugar, la gente hacia fila para poder entrar, todos con sus boletos en las manos. Clase baja y clase alta se reunían allí dentro, esperando que el espectáculo comienza, la madre de Sophia no pudo evitar hacer una mueca, sin embargo la joven estaba demasiado emocionada y no paraba de sonreír.

Cuando llego su turno en la fila y por fin entraron, el lugar estaba abarrotado de gente que hablaba e iba de un lado a otro buscando asiento, el ambiente estaba lleno de diversión y felicidad, Sophia nunca había visto a tantas y tan diferentes personas juntas, le parecía fantástico como realmente todos podían convivir en el mismo ambiente. Su madre sin embargo, no parecía contenta con todo lo que ocurría, así que tomo a su joven niña y la llevo a rastras hacia las gradas. Cuando se sentaron, el espectáculo empezaba Sophia sentía que moriría de la emoción.
Un hombre de aspecto extravagante es iluminado por las luces, comienza a jugar y a hacer malabares, Sophia aplaude de emoción, detrás de el aparece una joven con poca ropa, se mueve igual de bruscamente que el hombre
Siente que algo tropieza contra sus pies y dirige su mirada hacia esa persona durante unos segundos, no quería dejar de mirar el espectáculo, por lo cual en el momento que la persona se disculpo, Sophia estaba mas preocupada escuchando a aquella joven decir <>
—No es nada..—.Dijo sin dejar de mirar el escenario, por lo cual no se dio cuenta que aquella persona ya no estaba allí.
La luz se apaga, y lo único que se logra escuchar es un <<—Damas y caballeros, ¿desearían participar conmigo?—>> es una voz infantil, la de un niño.
Sophia levanto la mano y muy suave dijo
—A mi me gustaría participar— Y a pesar de saber que hablo demasiado bajo, comparado con todos los gritos a su alrededor, y a pesar de saber que su madre la mira con desaprobación mientras la obliga a bajar la mano, la niña esta inundada en felicidad.

Off Rol *-*:
Hola a todos! Dios, estoy muy emocionada de estar participando aquí, no pensé que podría lograrlo.
Perdonen que mi post no sea de la mejor calidad, pero es que lo tenia casi listo y por mi despiste cerré la pestaña y perdí todo xD Así que escribí todo a la rápida y me quedo esto, intentare mejorar para estar al nivel de todas >u<
Espero que todas nos llevemos bien y hagamos de esta una experiencia magnifica, tienen a mi niña disponible si quieren hablarle.

Por si no quedo claro, la persona que choca contra Sophia es Shinae (Ignoren mi error anterior xD), aunque creo que era obvio xD


Última edición por MeiLaing el Sáb Ene 07, 2017 5:16 am, editado 2 veces
Imagen personal : Mensajes : 5
Puntos : 159
Fecha de inscripción : 06/01/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: [T] El circo macabro

Mensaje por Hakurin el Vie Ene 06, 2017 11:10 pm


Nunca hubo forma de prever aquello. O quizás sí, pero por un solo segundo su usual perfección flaqueo, dando como consecuencia esto que sucedía ahora mismo.

Atender los negocios propios de un comerciante, ese era su trabajo. Pero cosas tan simples y burdas como la visita a un nuevo local en Whitechapel, era dejado en manos de alguno de sus numerosos asistentes. Chasqueo la lengua, caminando por las calles de aquel lugar, sintiendo molestia absoluta pero controlando firmemente sus emociones.

Aquel día pintaba completamente normal. Levantarse y seguir la rutina de aseo y comida, sin escuchar nada nuevo más allá del periódico, el cual le administraba la información de otro asesinato en aquel lugar. Era casi perfecto, casi. Para Isamu no había día del todo perfecto en Inglaterra y, si bien aquel asesinato no le convenía (muertes cerca de sus lugares de venta, ¿qué clase de publicidad es esa?), no hizo comentario alguno. Hasta enterarse de que, personalmente, debía acudir hacía aquel sitio.

No era por esnobismo su queja. Para nada. Él mismo tenía claro que en el fondo no poseía aquella gracia natural de las personas adineradas de su posición, más sin embargo no era de su agrado. Pasear, le hacía pensar y, pensar, llevaba a experimentar emociones que detestaba.

La añoranza formaba parte de él, de manera tan arraigada, que inclusive le era difícil fingir que, a cada paso que daba, llegando a su destino, veía a los niños correr por las calles, emocionados y tan complicado no sentirse cercano a aquello.

Sin embargo, mantuvo la entereza; llegando al sitio y cerrando el negocio con suma fluidez, tal como se esperaba de él, como su padre le había enseñado. Pero, quizás el destino, quizás las coincidencias de la vida, uno de esos niños se tropezó con su figura. Isamu mantuvo su posición, mirándole desde lo alto, encontrando una figura menuda y temblorosa, asustada de su mirada gélida. El niño se movió con valentía y ofreció tembloroso un boleto, quizás intentando suavizar aquel gesto suyo. No obstante, Isamu sólo tomó aquel boleto, viéndolo con curiosidad. ¿Era coincidencia? ¿El destino? Quién sabe..., pensó, tomando el papel llamativo entre sus manos y emprendiendo el camino.

A lo lejos, quedó el niño y un compañero, esperando un saludo o las gracias al menos, cosa que no recibió.


[...]


No negaba lo hermoso de aquel lugar. Solo un tonto lo haría. Sin embargo, frunció el ceño, sin sentirse a gusto. No por los colores, ni por el sitio o tan siquiera, las personas. Solo porque se sentía tan fuera de lugar. Él, tan cuidadoso, allí. Parecía extraño y ridículo, y sin embargo, había sucedido. Se sentó en aquel lugar, escuchando la presentación de aquel hombre, de apariencia peculiar y lo que siguió después de ello.

Sonrió levemente, ansiando saber qué sucedería, para su pequeña sorpresa. Sin embargo, no se ofreció, como muchos lo hicieron. Nunca había sido un actor, ni pretendía serlo. Sencillamente solo era un espectador más, quién con voz baja, simplemente comentó: — Veamos que tienen para mi. Sorprendan me — parecía un reto y, de hecho, lo era. Quería ver, de que eran capaces estos actores con tan singular apariencia.
OffRol ♥:
Al fin comenzooo!!! *u* Un placer rolear con todas desde ya ~ Mi post no es tan elaborado, debido a que el inicio del rol, me ha agarrado engripada xD Siento si es tan raro, poco descriptivo y eso; me tiemblan las manos y realmente no me hallo con la inspiración a tope. Sin embargo, aquí estoy uvu7 Lamento los errores ortográficos que el post tiene
Aclaro que, Isamu no se enteró de su llegada hasta tener el boleto, ni escucho la música o.o *hushe a su camita y se hace bolita en la cama*


Última edición por Hakurin el Sáb Ene 07, 2017 6:08 pm, editado 2 veces
avatar
Mensajes : 4
Puntos : 178
Fecha de inscripción : 06/01/2017
Localización : Evilious.

Volver arriba Ir abajo

Re: [T] El circo macabro

Mensaje por Xiasama el Vie Ene 06, 2017 11:17 pm



Después de la pregunta formulada por esa voz infantil, todo comienza a moverse, puede decirse que nadie tiene la suerte o la desgracia de no caer en una conversación con una persona desconocida. Miles de voces se alzan ofreciéndose voluntarios, con la esperanza de participar en ese extraño espectáculo, nadie sabe realmente a lo que se esta ofreciendo, mas a nadie le importa, la cuestión es salir y vivir una experiencia que es poco posible vivir día a día. En el lugar se encuentran personas de todos los lugares, clases y edades, y entre ellas una muchacha prometida que acaba de cazar a un ladrón.

[…]

Las conversaciones comienzan a tornarse molestas y el griterío no da señales de cesar. Mi dolor de cabeza aumenta. Duplico la fuerza de mi agarre, con el fin de que esa sea mi vía de desahogo, realmente la persona que decidió robarme hoy no esta teniendo buena suerte. Tengo la tentación de llamarle cosas muy poco correctas, mas nunca llego a hacerlo, me limito a mirar a esa persona a los ojos, como si de un concurso de miradas se tratara. La otra persona no parece dar señales de actuar y yo por mi parte estoy demasiado ocupada en mi férreo agarre. El, no ha despegado los ojos del escenario, así que no ve la situación en la que me encuentro y no puede hacer nada para salir en mi rescate.

Una mano llega volando y alza la que no tengo ocupada. Mi corazón por poco se para del susto, noto como me pongo blanca y suelto un grito asustado que quera ahogado por el ruido que no cesa. Mi atención cambia bruscamente a quien retiene mi miembro, la escasez de luz evita que pueda apreciar con claridad sus rasgos, pero puedo advertir que se trata de un hombre.

—¡Aquí~~! ¡Esta persona está casi que llora de la emoción y quiere participaaaar~!—

Espera...¿¡¿que?!? Yo en ningún momento quise participar Mi enfado se incrementa, puedo ver como agita su mano libre alegremente, intentando llamar la atención para lograr su propósito. Suelto a la persona que tenia agarrada, me levanto muy lentamente dispuesta a decirle un par de cosas a ese insolente y cuando lo miro a los ojos, no aguanto mas. Mi mano libre sale disparada hacia su cara, con una velocidad comparable con una bala. Noto miradas a mi alrededor, entre ellas las de el, que por fin ha decidido prestarme atención, me doy cuenta de la situación.  Con un elegante movimiento me deshago del agarre, agacho la cabeza en señal de disculpa y me siento de nuevo. Podría haber dejado todo ahí, pero por alguna razón no lo hice.

Es usted bastante insolente al tocar una dama sin su permiso con tantas confianzas, seguro que se trata usted de una de esas ratas de alcantarilla que sobrevive a base de trucos sucios indignos de la especie humana

off rol:
Me he tomado la libertad de interactuar con Ren, espero que no sea un problema n.n silo es no duden en comentarmelo v.v
De nuevo hola, anteriormente se me olvido mencionar que soy nuevita en esto de los roles así que si veis algo que deba corregir, por favor ser libre de decirlo. Bueno ya tenemos a cuatro pjs en escena y he de decir que ya los amo a todos, espero que el resto sean igual de geniales <3

Pd:Pobre hakurin, te entiendo, cuando hay cosas geniales uno va y la mala suerte se le echa encima v.v
avatar
Mensajes : 11
Puntos : 185
Fecha de inscripción : 06/01/2017
Localización : Yo hábito en tu imaginación...(^^)

Volver arriba Ir abajo

Re: [T] El circo macabro

Mensaje por Mixchie el Sáb Ene 07, 2017 1:02 am


Mirada serena, postura recta y comisuras ligeramente elevadas, pretendiendo agrado ante las palabras de su familia. No sería necesario en caso de estar con sus padres, sin embargo el problema principal era su tía tan animada. Siempre que llegaba de viajes al extranjero necesitaba visitarles para comentar todas las experiencias vividas, cosa que no molestaba a la rubia, pero sí el tener que fingir alegría por orden de sus progenitores. Los tres estaban alrededor de la mesa para tomar el tan preciado té de cada tarde, mientras ella se encontraba en la silla de ruedas de madera que le consiguieron años antes. Por suerte la dejaron al lado del ventanal, por el que podía apreciar la vista de los jardines cuidados con esmero. Quizás uno de sus pocos anhelos, que se queda en un mero sueño, era el haber sido un ave al nacer. Sus ojos se afilaron imperceptiblemente al encontrarse con un gorrión disfrutando de la sombra en una rama. Aunque jamás lo fuese a admitir, sentía envidia de dichos seres libres.

Sus pensamientos se vieron interrumpidos por la conversación que, repentinamente, fue tomando un curso más acalorado. Lyr no se enteró de nada el día anterior, sábado primero de Septiembre, por obvias incapacidades de mover siquiera sus brazos. Sin embargo, era en esos momentos que podía tener contacto con el mundo exterior, ínfimo, pero existente.
—¿Tu viaje ha perjudicado tu uso de la razón?— La voz de su madre, potente pero elegante, resonó en las paredes de la habitación, creando un eco por ser un espacio de gran amplitud. A pesar de la severidad en las facciones femeninas de la mujer, su tía mantenía la sonrisa inocente en sus labios; definitivamente, era única en su especie. —Sabes muy bien qué ha ocurrido en Whitechapel, ya no dos, sino tres veces.— El ruido de la taza impactando con el plato resultó desagradable para los oídos de la adolescente, que solo mantenía una expresión neutra.—¿Realmente pretendes poner en riesgo a Lyr de esa forma? ¿Solo para ir a un circo de poca monta?—

Ante sus palabras, la susodicha necesitó reunir toda su fuerza de voluntad para no rodar los ojos, al fin y al cabo nadie en esa casa se preocupaba por ella. Al menos, no de una manera fraternal; lo único que importaban, era la imagen que daban a la sociedad.
—Además, ¿has pensado en las enfermedades que hay por allá?— En esta ocasión, fue su padre el que comentó firmemente, y todos los presentes sabían exactamente por qué decía aquello. O mejor dicho, ambas féminas que vivían con él conocían al verdadero contexto que se refería, mientras que la restante imaginaba que lo decía por… ciertas experiencias. —Pero no la han dejado salir desde meses, ¡no puede estar encerrada todo el tiempo! Eso también empeora su salud.— Añadió, además, que podrían visitar un salón al volver para revisar que ninguna peste se hubiese aferrado a la pequeña, y la revisión de enfermedades la podría hacer el hombre de la casa, al ser un reconocido médico.

Al no tener más fundamentos para evitar que Lyr fuese al circo que llegó la noche anterior, aceptaron a regañadientes, mas con una condición. Debía ir también uno de sus sirvientes, eligiendo al masculino de la dupla, por si sucedía algún inconveniente en el traslado. Como era de esperar, ninguno de los dos iría con ellas, pues el trabajo era la prioridad número uno en la casa, además ¿qué dirían las personas al verles por ahí, siendo regulares artículos sobre la familia en los periódicos? Ni pensarlo, no podían arriesgarse.

Cuando supo que podría visitar la nueva atracción de la ciudad, no podría decir si realmente estaba feliz, de hecho, estaría lejos de tal sentimiento, pero al menos tendría la oportunidad de observar un poco más de cerca todo lo que no podía obtener. ¿Masoquista? Posiblemente. Pero, ¿qué más podía hacer?, la otra opción que quedaba era seguir con la rutina de siempre, donde cada día solo es capaz de pestañear, gracias a que su propio cuerpo ya no le obedecía ni, mucho menos, pertenecía. Minutos más tarde, después de haber sido llevada a su habitación y vestida con ropa para salir (como siempre, sin mostrar más piel que la del rostro), ambas fueron transportadas por un carruaje hasta donde se posicionó la carpa del circo. Fue bajada con delicadeza por el sirviente, que claramente sacó la silla de ruedas primero, y se dispusieron a ingresar al lugar.

Por su parte, ignoraba con un aire sofisticado las miradas que le pudiesen dirigir algunos curiosos, solo sonriendo cuando su tía conversaba con ella para poder aumentar las posibilidades de ser invitada nuevamente en un futuro, fuese el lugar que fuese. Al pasar por el umbral, fue un tanto tedioso el encontrar un asiento disponible que se encontrase justo en un borde, para poder dejar a Lyr lo más cómoda posible. Una señora con su pareja les cedieron amablemente las sillas que tenían, seguramente por sentir pena al ver la condición de la Windsor. La rubia alzó las comisuras de sus labios tan solo lo suficiente para denotar agradecimiento, casi de forma automática por ser criada de tal forma; recalco el “casi”, sin embargo, las razones quedarán tan solo en su cabeza. El espectáculo dio comienzo y, en cuanto la voz aniñada preguntó a la audiencia, se dedicó a esperar pacientemente que escogieran al afortunado, pues obviamente ella no participaría.
OffRol:
@Xiasama ¡no hay problema~! >u< Gracias por interactuar con mi idiota XDDD Me he reído mucho con la reacción de Eyrene XDDDDDDDDD

@MeiLaing ¡Gracias por incluir a mi niña en tu post! >///////< Aunque sí, ella es Shinae aksjdhaskjhdas Esta es Lyr :'DD Pero gracias, de veras~~ >/////////< <3

Por otra parte, ¡dios, que se pusieron de acuerdo para postear! OwO Un saludo a todas~~ es un gusto rolear con ustedes~~ >u<
avatar
Mensajes : 11
Puntos : 185
Fecha de inscripción : 06/01/2017
Edad : 18

Volver arriba Ir abajo

Re: [T] El circo macabro

Mensaje por Hakurin el Sáb Ene 07, 2017 6:26 pm


Solo unos minutos habían trascurridos y podía notar la ansiedad de  la gran mayoría de los presentes. De hecho, algunos parecían demasiado entusiasmados, con el deseo de participar. Entrecerré mis ojos, en silencio, viendo un leve discusión entre una muchacha de cabellos blancos y un muchacho de cabellos negros, donde la fémina acusaba al otro de ser un irrespetuoso. Si bien alentaba a los buenos modales, era, desde mi perspectiva, tonto, intentar que el otro cambiase su forma de ser.

Niños, fue lo único que pudo pensar, cruzando las piernas en aquel improvisado asiento -incomodo- y cruzando sus brazos. El traje negro, combinado con el calzado elegante me hacía sentirse terriblemente fuera de lugar, pero podía sopórtalo. Lo había hecho desde hace un buen tiempo, de igual forma. Aunque hubiera sido mejor venir con otro tipo de ropa, a estás alturas, no importaba. Me hacía sentir incómodo, como todo lo que Inglaterra me proporcionaba y, sin embargo, vine a este lugar con una leve idea absurda.

¿A Yue le gustaría este lugar?

Me permito soñar, porque soñar no me cuesta nada. Aparte dudaba mucho de que alguien pudiera leer mi mente. Sin embargo, intentaba no dejarme llevar por la imagen mental de Yue emocionado, excitado, con las mejillas sonrojadas y alzando la mano, siendo el primer idiota en ofrecerse. Un suspiro imperceptible, mientras lo s minutos de espera pasan, sale de mis labios. La verdad es que era agotador pensar en eso, pero era mejor abstraerme en mis pensamientos, que prestar verdadera atención a lo que sucedía y terminar molesto por cualquier tontería.

Porque estoy rodeado de niños. Al parecer no hay alguien quién sea un mero espectador.
OffRol ♥:
Postsito de relleno, porque yo también quiero saber que sucede si la hablo a la nada xD y cambio a primera, que ayer me dio miedo narrar con tercera xD
Se nota que ayer estaba muriéndome, dios qwq Feliz día de reyes atrasado! xwx Por otro lado, cambie el color de Isamu porque se parecía demasiado al primer pj de Michi xox

Xia linda, no te preocupes xD ♥ Lentamente voy reviviendo (?)

_________________

«Te esperaré. Siempre»


avatar
Mensajes : 4
Puntos : 178
Fecha de inscripción : 06/01/2017
Localización : Evilious.

Volver arriba Ir abajo

Re: [T] El circo macabro

Mensaje por Mixchie el Sáb Ene 07, 2017 6:54 pm


No podría decir realmente que fue una sorpresa que su presa se hubiese enojado, ni mucho menos lo era que el pelinegro se preocupara por lo mismo. Dentro de su acción animada, pudo dar cuenta de que la mano que sostenía era delgada y delicada, por lo que debería pertenecer a una mujer. En cuanto ella se levantó de su asiento decidió observarle de reojo, a pesar de tener una vista reducida gracias a la falta de luz, logró identificar lo que creyó una mueca de disgusto en el rostro ajeno. “Upsi~” ¿En verdad creen que se asustaría ante tal gesto? ¡Ni en un millón de años~! Inevitablemente sonrió ampliamente, cual gato de Cheshire, en el instante que ambas miradas oscuras se encontraron, casi mofándose del enfado contrario.

El ruido del impacto con su mejilla fue amortiguado por los gritos del gentío, además que tampoco fue tan fuerte, al menos para “la rata de alcantarilla” que había recibido golpes que no se comparaban al de ella. Suavizó el agarre que tenía en el cuerpo de la muchacha, quien se separó más rápido de lo que canta un gallo, disculpándose con una reverencia de cabeza, seguramente a su acompañante por su acto impulsivo. Inmediatamente una carcajada de las buenas escapó de su pecho, sin ser posible detenerlo hasta que la voz femenina se dio a conocer. Escuchó aún arriba de su asiento, llevando las manos a sus bolsillos para mayor comodidad.
—¿Rata de alcantarilla~?— La burla se denotaba en sus palabras, pero más allá de ser con fines ofensivos, se podía asimilar a la de los niños pequeños. —Yo me compararía más bien con un gato callejero, pero es un buen apodo.— Al finalizar la frase, asintió como si se hablara a sí mismo, pero sin bajar el volumen de su voz.

Con un salto tranquilo quedó a la altura del suelo, sin necesidad de cambiar la posición de sus manos para encontrar equilibrio. Poco le importó que estuviese acompañada o la posibilidad de estar molestando a los demás espectadores, aunque quienes les rodeaban probablemente ya habían vuelto la atención al escenario, pues carecía de importancia lo que estaban haciendo.
—Si tanto te molestan las ratas, ¿por qué has venido~? Está lleno en este distrito, por lo que he escuchado~.— Ante un último movimiento, caminó hasta quedar frente a frente con la de cabellos claros. —¿No lo sabes~?— Realmente se asemejaba a un infante en cada una de sus acciones, o quizás sería mejor utilizar la comparación con un felino que juega con su presa. Ambas tienen algo de correcto.

—La especie humana que pareces poner en un pedestal… Es, por naturaleza, lo más despreciable que existe en el universo~~— Tranquilamente guiñó un ojo y se volvió a subir a la silla, notando que el ladrón de antes había aprovechado de escapar, pero sin nada en sus manos. “Lástima~” Confianzudo se sentó en el respaldo de la silla, acostumbrado a espacios reducidos y utilizar su equilibrio. Después de todo, era aburrido sentarse como todos los demás. En lo que inspeccionaba los alrededores, creyó ver una figura que seguía viendo la "discusión" que tuvo con la "dama", aunque para él era más bien un pequeño juego.
OffRol:
Raios, recién veo el post de Haku ;v; Y no sé cómo incluir a Isamu porque Ren anda en su volada QAQ Así que, le va a observar de la distancia no más por ahora :cc *quiere acosar a todos (???)* Espero que te mejores pronto :cc *da sopita(?)*

Feliz día de reyes (???) atrasado (???) *no sabe de qué se trata porque donde vive no lo celebran (???)*
avatar
Mensajes : 11
Puntos : 185
Fecha de inscripción : 06/01/2017
Edad : 18

Volver arriba Ir abajo

Re: [T] El circo macabro

Mensaje por Xiasama el Sáb Ene 07, 2017 8:11 pm



Ya pasan varios minutos desde que el infante formulo la pregunta que tanto revuelo habia causado. Los voluntarios siguen alzando las manos o elevando la voz, haciéndose notar. En esos instantes, parece que desaparecen las diferencias en algunos grupos, que todo son amigos e intercambian opiniones de la forma mas libre y abierta que jamás podrán tener a no ser que se trate de un evento como este, mas aun con tantas confianzas y un ambiente tan positivo, sigue habiendo gente que esta dispuesta a estropearlo, entre ellas una chica con cabello blanco y un chico con el pelo del color opuesto.

[…]

Noto la mirada de mi acompañante sobre mi, pero no se la devuelvo, ya que se que se trata de una mirada de reproche y desaprobación. Noto como hay gente que me observa, por una parte me gusta, ya que amo que la atención este posada sobre mi, pero por otra parte lo que acabo de hacer es muy poco elegante. La parte negativa se superpone sobre la positiva y mis mejillas adoptan una tonalidad rosada, me avergüenzo de mi acto. Por mi mente se pasa la idea de disculparme apropiadamente, mas por causar buena impresión que por otra cosa, pero el se adelanta a mis movimientos.

—¿Rata de alcantarilla~?— Su voz denota claramente burla, haciendo que las mejillas se me enciendan mas, realmente habia dicho algo estúpido e infantil, pero no lo iba a retirar, así que mantuve la cabeza alta. No quería escuchar mas de ese estúpido, mas no parecía querer callarse. Soltó una frase mas para si que para cualquier otro comparándose a si mismo con un gato, cosa que me ofendió, ya que los gatos eran lo mejor que el mundo habia creado y me molestaba que los rebajara a su nivel, ademas no tuvo la decencia de bajar el todo de su voz, por lo que todos los presentes podían oír esas sucias palabras.

En un bonito movimiento, cosa que no puedo negar, quedo a la altura del suelo, importándole bien poco lo que sucedía alrededor. Por alguna extraña razón, desde esa posición puedo advertir con mayor claridad sus rasgos, su cabello es del color opuesto al mío, creo poder ver en su piel trabajo, se cuando alguien trabaja, ya que no posee todos los cuidados como yo, y aunque no quiera admitirlo, tiene unos rasgos bonitos y bien definidos. —Si tanto te molestan las ratas, ¿por qué has venido~? Está lleno en este distrito, por lo que he escuchado~.—  Mi corazón se acelera debido a la cercanía que a conseguido y que yo no he podido evitar ya que estaba demasiado centrada tragándome las ganas de pegarle otro puñetazo. Me molesta que diga las cosas sin saber lo que piensa la otra persona, para empezar yo nunca quise estar.

El poco espacio esta consiguiendo ponerme muy nerviosa, odio que los hombres se acerquen tanto, a no se que se trate de mi prometido. No tengo la capacidad de actuar que desearía, y ademas ya arme mucho escandalo y no me la puedo jugar con otra bofetada, así que me resigno y me muerdo el labio, hasta el punto de notar un sabor a hierro en mi boca. Mi mente esta tan nublada que no entiendo lo que dice acerca de una frase mencionada por mi anteriormente. Me guiña un ojo y me pongo mas tensa, maldita la hora a la que habia accedido a venir a este lugar. Para mi alivio, se separa y vuelve a su asiento, haciendo que pueda respirar.

Mi acompañante me mira con ojos molestos y yo le doy una sonrisa de disculpa, se acerca a mi oído y me pide que le guarde el sitio, ademas menciona que si alguien se atreve a ponerme una mano encima no dude en hacer cosas no correctas. Se levanta y dirige a algún lugar donde pueda hacer sus necesidades tranquilamente. Me estremezco ante la idea de tener que defecar en un lugar tan sucio como este. Cuando me quedo sola un miedo irracional me invade, busco por todas partes alguien normal con quien entablar conversación y así calmarme un poco.  Mi salvación llega cuando mi mirada se posa sobre un hombre con extraños ropajes que parecen de alguien mínimamente acaudalado. Pongo una de mis falsas y perfectas sonrísas y le toco el hombro.

Perdone, es usted un famoso compositor amigo de Edward? Sabe, soy pianista y creo recordar haberlo visto en alguna fiesta.

Era una forma bastante sutil de entrar, ya que así podría saber su clase social y con un poco de suerte su profesión.

off rol:
Y aquí de nuevo mi Eyre XD.Si hay algo que desean que corrija porque no se adapta a sus pj digan, que a mi me molesta todo menos escribir u.u  Ya conseguí integrar a Isamu, quiero un premio n.n Okno, que se me va jajajaja Aun faltan algunos pj, estoy ansiosa por conocerlos y esto de tener diferentes horarios me estresa >o<, pero bueno. Tambien me apena que haya quienes lo dejaron, jo, pero bueno espero que las que sustituyan sean igual de geniales.

Pd: soy la única que le gustaría interactuar con los de cdm? Sale huyendo por si es la única XD


Última edición por Xiasama el Dom Ene 08, 2017 1:39 am, editado 2 veces
avatar
Mensajes : 11
Puntos : 185
Fecha de inscripción : 06/01/2017
Localización : Yo hábito en tu imaginación...(^^)

Volver arriba Ir abajo

Re: [T] El circo macabro

Mensaje por Hakurin el Sáb Ene 07, 2017 8:35 pm


Aquel espectacúlo que daban esos dos niños, concluyó con la astucia del muchacho y la vergüenza por parte de la chica. No era para menos; parecía ser una joven demasiado idiota, una que no me atrevería a darle conversación jamás. Por otro lado, el muchacho tampoco es que ganara mi aprecio, pero sabía defenderse y eso, para el lugar donde nos encontrabamos, era esencial.

Sentí el peso de la mirada ajena y la devolví, sin titubear. Aquella mirada era como un reto, por muy extraño que pareciese aquello y sería yo quién cediese en ese duelo extraño de miradas. Sin embargo, la joven decidió acercarse, con una sonrisa curveando sus labios y con ademanes elegantes.

Sentí naúseas ante su intento de apelar mi lado educado, sin embargo me mantuve sereno ante su intento de hacer migas — No, no la conozco — aquello fue directo y sin perder el tiempo — ¿No le han enseñado que una dama que se encuentra sola, debe mantener las formas? Me parece que dicha fama que dice tener, no va de la mano con la educación que tiene, ¿o me equivoco? — simplemente eso. Volví mi mirada hacía el escenario, esperando a que la función de comienzo por fin.
OffRol ♥:
En mi época salvaje de rol, mis post no eran tan peques xD (?

Tranqui Michi, de hecho estaba haciendo post (MUY LENTO) sobre el acoso de Ren (????) pero he tosito, Haru salvajie aparece y me ha dado otro ataque, y Xia ya incluyo a mi tonto xD Gracias linda
>////< *toma sopita (???)*

Xia, gracias por integrar a mi bebé xD aunque Isamu es un bitch. Me da mucha gracia que no se muerda la lengua y me ha recordado justamente a una escena del anime al que pertenece xDDD Siento que sea tan bruto uvu

Una lastima que haya gente que abandone el barco, espero pronto igualmente la integración de los nuevos ovo/ Por otro lado, yo también quiero xD *lo deja caer(?*

_________________

«Te esperaré. Siempre»


avatar
Mensajes : 4
Puntos : 178
Fecha de inscripción : 06/01/2017
Localización : Evilious.

Volver arriba Ir abajo

Re: [T] El circo macabro

Mensaje por MeiLaing el Sáb Ene 07, 2017 8:51 pm


Sophia no quería hacer otra cosa que no fuera disfrutar del show, sin embargo con tanto grito le era imposible, todo el mundo quería participar y todos expresaban su emoción con gritos. Parecía normal hasta que un <<—¡Aquí~~! ¡Esta persona está casi que llora de la emoción y quiere participaaaar~!— >> la sobresalto. Todos dirigieron rápidamente su mirada hacia esa voz, Sophia incluida. Un joven tomaba la mano de una señorita y la mecía de un lado al otro, Sophia pensó que eran amigos y era una broma entre ellos. Sin embargo en pocos segundos, la joven se pone de pie y le pega una bofetada al chico que la tenia agarrada, todas las miradas siguen posadas en ellos, Sophia los mira levemente sorprendida, no esperaba una reacción tan agresiva de parte de ella, suspira, si era una broma de mal gusto, pero no le estaba haciendo daño y golpearlo de tal forma es pasarse de la raya. Todo podría haber quedado ahí, pero los dos se ponen a hablar. La mayoría de las personas ya dejaron de verlos y siguen disfrutando del show, la niña por el contrario sigue mirándolos, esta apenas a una silla de distancia, puede escucharlo todo, y a pesar de no ser educado escuchar la conversación de los demás, el chico habla como si quisiera que todos los escucharan. La mujer lo insulta, el chico ríe y la confronta, Sophia suspiro ¿Así realmente se comportaban los adultos? Hasta ella, una niña de doce años era mas educada, pero para quien era su propio mundo y la niña no quería juzgarlos sin conocerlos.

Cuando el chico volvió a sentarse, a muy poco de la joven Sophia, se levanto levemente y se acerco a el, coloco su pequeña y suave mano en el hombro de quien ahora estaba sentado en el respaldo de la silla, cuando el joven se giro, Sophia le sonrió muy levemente y murmuro
—¿Perdone señor, la bofetada le hizo daño?—  Una pregunta inocente, de una niña que a pesar de no tener que preocuparse, lo hacia. —No me pareció correcto que la señorita te pegara... Pero tampoco me pareció correcta la broma que usted realizo, espero que no le molesten mis palabras señor, simplemente quería asegurarme de que no le hicieron daño, si le molesto puedo irme— Hablaba lento y hacia pequeñas pausas entre oraciones, su voz era cortés y se refería a el con gran respeto, realmente no deseaba molestarlo, solo saber si se encontraba bien.

Off Rol >u<:
Un post algo cortito para hacer que Sophia interactue con alguien, que si no mi pequeña se aburre.

AMO A TODOS LOS PERSONAJES, Adoro a Eyrene! Se me hace super digna y muy señorita. No se la verdad, ya la amo <3 Y tambien a Ren, es super gracioso y extrovertido, seguro que consigue una conversación interesante con Sophia. Espero el próximo objetivo y a las próximas compañeras >u<

_________________
Let's do the time warp again!
Imagen personal : Mensajes : 5
Puntos : 159
Fecha de inscripción : 06/01/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: [T] El circo macabro

Mensaje por Mixchie el Sáb Ene 07, 2017 9:50 pm



La persona con la que conectó miradas pareció darse cuenta, sin embargo, no desvió sus ojos en ningún segundo cercano. Dicha acción divirtió al pelinegro, quien sonrió sin vergüenza alguna, aceptando el aparente reto que el joven había establecido. Si fuese necesario, podría pasar horas de esa forma, ¿por qué no? Parecía divertido, en especial por el aire serio que rodeaba al desconocido que contrastaba aquella actitud infantil. Sin embargo, fue interrumpido por la mujer a su lado que se dirigió a él, preguntando si era un famoso compositor o alguna tontería del estilo, sonriendo delicada, típico de la aristocracia. En cuanto recibió su respuesta, no pudo evitar carcajearse ahí mismo. ¡Era demasiado para su estómago! Más allá de las palabras que escogió, fue la sequedad con las que las pronunció.

Quería participar también, sin importar que le odiaran o, incluso, le echaran del circo. No obstante, una nueva jovencita se acercó al pelinegro para entablar una conversación. Elegante y, al mismo tiempo, inocente se alzó su baja figura, siendo probable que también perteneciera a las clases más altas. ¿Acaso se fue a sentar al sector VIP o qué? Todos de buena clase, ¿dónde estaban sus compañeros de aventuras? Jo~. Giró su cabeza curioso, sin dejar la típica elevación de comisuras, ante el toque en su hombro. Parpadeó unas cuantas ocasiones, atrapado por sorpresa al no ser común que nadie se preocupara por él.
—¿Esto~? No es nada, ¡gracias…!— Dejó sin terminar la oración, porque no sabía el nombre de la rubia a su lado. Escuchó atento, pero sin dejar su típico actuar de niño, que reía feliz cuando la desconocida de porte amable terminó sus ideas. —Pues, ¿tengo cara de que me moleste~?— Inmediatamente, sacó la lengua mientras guiñaba, en una mueca divertida para que se tranquilizara.

—¡Pero son tan aburridos~! Además, hay más probabilidades de que escojan a alguien si se hace algo distinto de los demás, ¿no?— Se encogió de hombros al inflar sus mejillas, pero no pudo soportarlo demasiado al reír segundos después. Confiado dejó su mano en la cabeza de la muchacha, desordenando con suavidad el cabello de oro. —Tranquila, y disfruta del show~— Finalmente dejó sus brazos sobre sus rodillas, aún sentado por encima del respaldo de la silla. En lo que sí coincidía era que la missy enojona había reaccionado de manera un poco exagerada. Ni que fuera a quedar embarazada por tocarle el brazo~. Junto con ese pensamiento, veía quiénes estaban cerca de ellos. Unos asientos más allá de la niña que se le acercó, también habían unos curiosos ojos celestes presenciando la llamativa escena que montaban, sentada al lado de un hombre que parecía unos años mayor que ella. Como si le conociera de toda la vida, hizo un saludo a la lejanía con su mano, solo para ver cómo reaccionaba. Giró su rostro, como si estuviese nerviosa de que le hubiese pillado, por lo que una risa suave brotó de su garganta.



OffRol:
Dios, me siento tan mal XDDD Como si le estuviese haciendo bullying a Eyrene XDDDDDDDDDDD Lo siento *se va a su esquinita* Que sepan que me encantan todos, en serio QwQ Pero Ren no se toma a nadie con seriedad OTL Por cierto, los ojos curiosos celestes (??), son de Shinae, por si alguien quiere hablar con ella XDD Lyr también está disponible, pero como es tetrapléjica y muda, pueees, no sé si lo encontrarán aburrido XDDDD Pues se comunica, por lo general, con los ojos (???????????).

@Xiasama El post está hermoso <3 akjshdaskhdkahsd Lo único sí, es que Ren es blanquito y no trabaja bajo el sol, el muy flojo (??????????), si no está en la panadería, se la pasa en casa durmiendo (???) XDDD Pero detalles, detalles~~ =v=

@Hakurin No te sobreexijas, que seguro debes estar cansada por tu resfrío >n< *le hace nanai* AHAHAHAHA XDD Posts salvajes aparecen 8DD

@MeiLaing asdjkhasdkjhasjkdha ays, Sophia me da tanta ternura X//DDDD No sé si quieres seguir hablando con él, pero está disponible a todas horas (????) Así que dejé algo abierto para que decidas si molestarle o no (??)

Y sí, es una lástima que no vayan a participar, pero espero ansiosa a las otras roleadoras <3<3 akjsdhsakjhdasd Tengo unas ganas de hacer bardo *le pegan*
avatar
Mensajes : 11
Puntos : 185
Fecha de inscripción : 06/01/2017
Edad : 18

Volver arriba Ir abajo

Re: [T] El circo macabro

Mensaje por Xiasama el Sáb Ene 07, 2017 11:09 pm



Aún quedaba gente que se empeñaba en quedarse apartada de todo el bullicio, como si de autistas se trataran, más no podían evitar que alguien se les acoplara o intentase que algunas palabras a saliesen de sus labios. La escena que se había montado minutos antes, casi quedaba ya olvidada, tan solo un par de miradas seguían posadas en alguno de los implicados. En general, las personas volvían a centrarse en sus cosas, metiéndose de nuevo en sus mundos y problemas, ya olvidando las revueltas ajenas.

[...]

Espere pacientemente, dándole el espacio necesario para que no se incomodarse. Sabía por esperiencia que era mejor que las personas no se sintiesen presionadas, ya que podían actuar de forma inesperada y en algunos casos podían tomar reacciones molestas. La persona con la que procuraba platicar, no mostró ninguna reacción, cosa que comenzase a plantearme si realmente había sido buen idea intentar ser amable. Mire nerviosa a todas partes y lo único que alcanzó mi campo de visión fue la mirada del insolente que había conocido instantes antes. Nos estaba observando, y yo me encargaría de enseñarle cómo se tenía una conversación de gente de clase alta, así a lo mejor mejoraba un poco su actitud.

— No, no la conozco — la respuesta izo que mi rostro se contrajera, tan solo unos instantes, pero las comisuras de mis labios dejaron de tener esa perfección y los ojos se me cruzaron, más fue apenas una fracción de segundo. La sequedad de aquel hombre me sorprendió, pero lo prefería a aquel hombre que actuaba como un niño sin modales; a todo esto, ante la respuesta que me dio, el insolente que además parecía cotilla, comenzó a reír sin ningún tipo de censura. Me enfado tanto que tuve la tentación de comenzar a golpes con todo hombre que encontrara, parecía como si todos en este día se hubieran vuelto idiotas e insensibles.


La pregunta que me formuló a continuación consiguió que ardiera en deseos de desaparecer. Tragué saliva y mi mente comenzó a elaborar una respuesta lo suficiente digna de una señorita de mi clase, así se le borraría la mala imagen que acababa de dar, pero no se me ocurrió inteligente que decir. Así que me calle y baje la cabeza, mirando a donde el, el escenario. La función no parecía dar señales de continuar, así que cambie mi foco de atención. Parecía que el insolente había encontrado presa y me apena levemente por la muchacha, ya que no parecía de las típicas que mereciesen la compañía de bardo de ese calibre.

Suspiré. Si, me an enseñado a mantener las formas, ademas créame, he tenido que luchar muy duro para tener una educación.... derrepende me di cuenta de lo que acababa de decir. Disculpe si le aburro, mi nombre es Eyrene. Encantada de conocerle Volví a cerrarme en mi caparazón de chica de clase alta y recupere mi sonrisa. Pestañee un par de veces y espere una respuesta.

off rol:
Okay, este post me quedo mierda, pero lo es algo, no?

Me alegra que mi pequeña les guste, eso me enorgullece enormemente n.n, por mi parte he de decir que estoy muy feliz de rolear aquí y que amo, pero amo a todos, su aunque tengo cierta predilección por Ren favoritismoooooo, sale huyendo perseguida por una orda de pjs pero que me guste más no significa que no adore a los otros u.u [/strike](Sophia me parece adorable, y a ver si logro enternecer a Isamu)

Por cierto ya voy a corregir lo de mi post anterior, así me gusta, que me corrijan y ayuden XD

Pd: Sopita para todos!!!!! Amemos la sopita ^.^  
avatar
Mensajes : 11
Puntos : 185
Fecha de inscripción : 06/01/2017
Localización : Yo hábito en tu imaginación...(^^)

Volver arriba Ir abajo

Re: [T] El circo macabro

Mensaje por Hakurin el Dom Ene 08, 2017 12:02 am


Ignoraba la razón de la risa del niño, fácilmente detectable para mi por su tono escandaloso, más suponía que debía haber escuchado mis palabras para con la joven. No era mi problema de todos modos, quién podría sentirse aflijida por aquello debía ser la muchacha, la cual ignoraba por mientras me centraba en el escenario y paseaba mi mirada a su vez, por los espectadores qiue se mantenían tranquilos. Fije mi mirada en una muchacha joven, en silla de ruedas por unos segundos, hallandolo curioso, más pronto escuché nuevamente la otra muchacha, reanudando mi atención hacía ella.

Parpadeé un par de veces, sin mostrar más que indiferencia hacía su escueta explicación hacía su error de modales. Intentar apelar mi lado bueno no es recomendable, niña, pensé y de hecho, no removía nada en mi. ¿Ella tuvo en cuenta al otro muchacho o lo que pudiera tan siquiera sentir? No, por supuesto. ¿Merecía parte de mi "buenas intenciones"? Eso no exístia, así que no. Pretender ser buena con quienés poseen una alta clase social y desprestigiar a quienés viven por debajo de ti, es lo más bajo que hay.

— Isamu Fairchild — respondí con sequedad nuevamente — Debo decir que, apelar mi lado bueno con aquel comentario no es algo que deberías intentar. Fingir ser una dama solo para impresionarme, esta de más. No tengo interés en seguirte el juego, he de decir — Yue habría considerado mi respuesta poco cortés y, ¿para qué mentir? Lo era totalmente. Sin embargo nunca tuve muy en cuenta los sentimientos de las demás, y a estas alturas, no los tendría. Al menos soy sincero para con ella.

OffRol ♥:
Yo pedí disculpas de antemano xD Aparte, aprovecho para decirles a toda lo mismo.(?) Isamu es seco, aburrido y bastante frio, por ello lo mira todo igual y, aparte, por defecto los tratara mal xD

Michi, realmente no estoy tan mala xD Y si he descansado, de hecho, posteo desde el cel para evitar sobreesforzarme xD

Xia, enternecer a Isamu no es algo que pueda suceder tan fácil, pero te animo a intentarlo xD/ Ren tiene swag, eso es todo (?????)

Mei, a mi tu niña me parece adorable x//D Yo quería traer una nena, pero sabía que me iba a doler si moría (?) *tiene miedo de Haru pls*

Ah, de hecho iba a poner que Isamu le hablaba a Lyr, usando la misma técnica que usó Xia: por la posición social, peeeeerrooo, repase mentalmente como es este tipo y nanai, no podía xDDD

_________________

«Te esperaré. Siempre»


avatar
Mensajes : 4
Puntos : 178
Fecha de inscripción : 06/01/2017
Localización : Evilious.

Volver arriba Ir abajo

Re: [T] El circo macabro

Mensaje por Xiasama el Dom Ene 08, 2017 1:15 am



Todo sigue, no parece haber señales de que la función vaya a continuar. En tan solo unos minutos, hay personas que an intercambiado opiniones como si de amigos cercanos se tratasen, todos conversan aún habiendo gente a la que le desagradan las clases sociales. Entre los espectadores, se puede encontrar a gente que espera impaciente la elección del afortunado, gente que comienza aburrirse por la espera, gente que encuentra divertida la situación, gente que piensa que eso es una perdida de tiempo.... Hay gente para todo, a pesar que los últimos sean los minoritarios. En un lugar, entre toda esa gente, se encuentra una muchacha de cabellos claros, a la que el día no le está resultando nada fácil.

[...]

Parpadee un par de veces al oír su nombre. Isamu Fairchild, me sonaba de algo. Intenté ubicar aquel nombre en alguna de las últimas fiestas a las que había asistido, pero no lo lograba. Ahora que me fijaba, su cara se me hacía conocida, tal vez fuera alguien que conociese de una de las inumerables excursiones que hacía por la ciudad, tal vez por eso no lo ubicaba bien, ya que cuando hacía tales actividades, solía ir bien acompañada y no me dignaba a prestar demasiada atención a cualquier cosa a la que no considerará importante.


Lo que dijo a continuación me volvió a golpear, como me tiraran una garra de agua fría, sensación que conocía demasiado bien debido a mi infancia. Lo que había dicho antes no había sido para ganarme su interés, más bien había soltado el comentario un poco al aire, había sido como un pensamiento en alto. Me ofendió que pensase de esa forma, además me molesto aún más que dijera que no me seguiría el juego, se supone que cuando una dama deja ver un poco un tema mínimamente sentimental, se le presta atención e intenta comprenderla, tal vez el otro muchacho no era tan malo.


Lo miré con ojos críticos, y debido a que no había nadie de gran influencia que me conociese, me envalentone. Levante la barbilla y sin dejar de sonreír pestañee un par de veces. Era una forma muy artificial de actuar, pero me ayudaba a conseguir tiempo, y lo que iba a decir a continuación tenía que estar bien pensado y medido. Junto cuando iba a soltar las palabras, me retracte y me mordí la lengua, para cambiar todo lo que tenía pensado por algo más correcto.

Encantada de conocerlo señor Fairchild. A esta introducción le añadí un elegante movimiento de cabeza. Me parece que no me he topado con una persona de mis mismos gustos y aficiones, discúlpeme si le he robado demasiado de su precioso tiempo de nuevo inclinación de cabeza. Resbusque el abanico que tenía oculto en el bolso y lo saque. Con un giro de muñeca, abrí el artefacto e inicie un lento movimiento que me traía una suave brisa. Mire el escenario y suspiré fuertemente al percatarme de que seguía sin haber nada. Realmente el tiempo pasa lentísimo cuando uno no le gusta la situación, ya que habían lado apenas unos minutos pero a mi me parecían días.

El espectáculo no daba señales de actividad alguna y creía que moriría de aburrimiento, así que pensé que entablar conversación con la pequeña que estaba retenido por el insolente sería entretenido, ya que parecía que ella me podría dar algo digno de mi clase social. Tenía dos desventajas aquella idea, la primera que tal vez la pequeña se asustase y estendiera rumores raros sobre mi, y la segunda que tendría que volver a hablar con esa desagradable persona. Mi prometido tampoco parecía volver, así que me encogí de hombros y me preparé para hablar. Justo antes de empezar, me dirigí a ese con el que acababa de hablar y en un tono que solo el pudiese oír dije: Usted no sabe lo que yo he vivido, no entiende de la importancia de mi imagen. Ademas estoy segura de que su forma fría de actuar esconde algo, pero no seré yo quien descubra que es. Buenas tardes. Tal vez no debería haber dicho nada, pero no lo velveria a ver, así que estaba bien.

Perdonen si interrumpo algo, pero me parece que está pequeña do debería andar sola entre esta gente cuando mencioné lo de " esta gente", mis ojos se clavaron en el insolente.



off rol:

Bue, puede que Isamu sea frío, pero ya me cae bien XD, creo q me con el va a haber mucho salsero jusjusjus.

Yo ando recorriendo los grupos de uno para otro, espero que eso esté bien jejejejeje *le pegan*

Mis post últimos son cacosos porque estoy en el celu, y esto es horrible T.T

Pd: Saben, superamos a CDM en número de post XD y eso que nos faltan personas u.u sigamos así weh! Y para celebrarlo..... Sopita calentita!!!!!

edite muchísimas veces el post porque algo iba mal, así que no le deis importancia please XD
avatar
Mensajes : 11
Puntos : 185
Fecha de inscripción : 06/01/2017
Localización : Yo hábito en tu imaginación...(^^)

Volver arriba Ir abajo

Re: [T] El circo macabro

Mensaje por Master el Dom Ene 08, 2017 3:02 am


EL ESPECTÁCULO QUE NO PUDO SER
El show que acabó mal

—¡Eh, tu! —toda voz se interrumpe cuando el pequeño del escenario grita— El del problema de actitud.
Pero la luz aún no se ha encendido. Pasan varios minutos en silencio, y no parece que el espectáculo vaya a continuar.
Pasadas quizá media hora, una mujer anuncia desde el centro de la arena que la función se cancela. Explica brevemente lo que ha sucedido, y lamenta el no poder continuar. Sin luces les será imposible seguir con la función, por lo tanto, la muchacha despide a todos con un gesto de la mano, aunque no pudieran verlo.

Pronto las salidas se amontonan de personas, muchos de ellos quejándose del decepcionante espectáculo. [...], poco tiempo después, un desaparecido.

Sólo narren lo que ha sucedido. Tendrán que tener en cuenta lo que ha pasado entre ustedes. Terminen, si quieren, su pequeño altercado, o pasen directamente a lo que ha sucedido.

— Luego, en medio del apagón, el grupo del circo despide a los visitantes. La luz vuelve a encenderse, y los ven..., preocupados, mirando rápidamente unos a otros. Parecen pedirse respuestas con sólo una mirada. Beatrice habla un poco más fuerte que los demás:—¿Qué demonios diremos mañana? ¡Alguien ha desaparecido!

Objetivos

Escuchan lo último que grita Beatrice, justo cuando las luces se encienden. Lo único que deben hacer ahora es acercarse a ella, o no... ¡quién sabe!
Hay dos muchachos parados allí. Uno de cabello naranja y el otro rubio.

C O M E N T A R I O S:
Lo último que les diré, es que, cuanto más rápido completen este sencillo objetivo, y pregunten y hablen, más rápido pasaran a lo que de verdad importa.

PD: Amo todo lo que pasó aquí, de verdad. Esa cachetada, por favoh(?) Y sigan así que me encanta.

_________________
FRASE
Imagen personal : Mensajes : 30
Puntos : 1133
Fecha de inscripción : 09/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: [T] El circo macabro

Mensaje por Mixchie el Dom Ene 08, 2017 4:18 am


La atención que estaba prestando a los presentes espectadores fue desviada, ¿la causa? La famosa Missy Gruñona se acercó a ambos. ¡A consciencia, ella sola! ¡Sin que nadie la obligara! ¿Quizás le gustaban las peleas? ¿O, de ser posible, no le desagradaba tanto como demostraba? Sonrió burlón, sabiendo que la última opción era prácticamente nula, sin embargo sus comisuras se ampliaron de oreja a oreja al escucharle. —No interrumpe nada, señorita~ Al final decidió utilizar un tono característico, enfatizando con cierto sarcasmo, pero tan sutil que pasaba desapercibido. —Claro, claro. Pero si tanto te preocupa, ¿por qué te acercaste?— Casi con pereza mencionó tales palabras. —Es contradictorio, ¿no crees~?— Entendía perfectamente que se lo tomarían a mal, pero ya se sabía que las clases, etiquetas y todas las formalidades no eran algo característico de él, ¿por qué esforzarse de más~?

Una voz aniñada llamó su atención, robándole una risa al poner en vista de todos su actitud, si bien aún el foco no se encendía, estaba seguro de que se refería a él. Lejos de avergonzarse, estaba dispuesto a bajarse con la cabeza apoyada en sus brazos, en una posición de despreocupación total, pero de inmediato notó que había fallas técnicas. ¿De verdad subiría al escenario siendo que quizás tuvieran que cancelar el espectáculo? Silbó suavemente, un tanto decepcionado de que no resultase ser la noche divertida que tenía planeada. Acto seguido observó a sus dos acompañantes.
—Ya que te gusta jugar a ser una protectora de la justicia, puedes cuidarla~— Sin más se alejó entre la multitud que seguía esperando una respuesta de los presentadores, siendo capaz de distinguir figuras con cierta nitidez al estar acostumbrado a la oscuridad.

No tenía intenciones de salir aún, pues quería saber qué otras cosas tenían preparadas. Quizás incluso se escabulliría cuando la multitud quisiera irse, ingresando con cuidado por detrás del telón. ¡Sería divertido~! Además, qué pereza tener que volver al sector otro día. La mujer que fue vista en un principio, después del hombre esqueleto, comunicó que tendrían que dejar la función por el día. Mientras todos se aglomeraban en la entrada, por su parte intentaba ver qué estrategias usaría para llevar a cabo su plan. Estaba por pasar agachado por el sector del backstage, cuando las luces se encendieron.
—Rayos~—Contradiciendo dicha expresión, una gran sonrisa se extendía en sus labios sin descanso.

Sin embargo y fuera de todos sus cálculos, la misma de cabellos café exclamó algo que llamó su atención.
Parece que todavía no se termina la diversión. Se encaminó hacia ellos, llevando sus manos dentro de los bolsillos de su pantalón desgastado. Estaba bien, calmado, sin ningún problema, absolutamente todo iba de maravilla.

Hasta ese instante.

Sus pies se anclaron al suelo en cuanto vio aquel color que tanto odiaba. Por suerte aún no tenía su atención en el pelinegro, por lo que tuvo unos segundos para recuperarse. En ningún instante su rostro cambió ni denotó la tensión por la que estaba pasando, ¿la razón de que esta última sensación recorría su cuerpo? Era demasiado tarde para alejarse, pues seguro ya estaba dentro del campo de visión del peligro en persona. Mordió su lengua hasta poder articular oraciones.
—¿Quién desapareció~?— Ningún titubeo, sus músculos faciales continuaban haciendo su trabajo perfecto. Lo único que era un lío era su cabeza, que parecía recordar toda palabra malsonante que existiese en el planeta.


OffRol:
@Hakurin Menos mal ;A; sakjhdaskjhdsad <3 *le da una mantita (??)*  Ohhh, graciaaaaaaaas <3 sakjdhaskjdhasd no importa si no lo haría, es suficiente con la intención >u< <3

@Xiasama AHAHAHA Gracias XDD Pensé que podría estar molestando un poco su actitud ajskdaskjhdsa *rueda* Y lo siento por alejar a Ren, pero no creo que se quedaría media hora en un asiento (????) Así que lo mandé de paseo asjkdhaskjhdasd

@master Pues, PREPÁRATE PARA EL SPAAAAAM <3 *huye gheimente* XDD
avatar
Mensajes : 11
Puntos : 185
Fecha de inscripción : 06/01/2017
Edad : 18

Volver arriba Ir abajo

Re: [T] El circo macabro

Mensaje por MeiLaing el Dom Ene 08, 2017 4:37 am


Sonreía levemente mientras escuchaba lo que el hombre le decía, siempre le habían explicado que no debía hablar con gente que no perteneciera a su clase y que no fueran conocidos, pero estaban en un circo, no podía haber nadie malo en un lugar tan inocente, a demás, su madre estaba demasiado preocupada hablando con una de las personas a su lado, que parecía ser un conocido.—Soy Sophia...Sophia Windsord, un gusto  Realizo una muy pequeña reverencia con la cabeza y cuando el joven coloco su mano y le revolvió los cabellos, solo pudo reír un poco, era una niña después de todo y a pesar de saber que reírse cosas tan tontas estaba mal, no podía evitarlo. —Esta mal tocar a una señorita sin su consentimiento.—Intentaba poner cara seria, pero no podía evitar sonreír, los extraños no eran tan malos como su familia decía.  —Disfrute usted también del show señor, y perdóneme por mi no tan molesta presencia, tenia que hacer tiempo mientras que el show comenzara.—Le dedico una muy pequeña reverencia acompañada de una suave y cálida sonrisa, dispuesta a regresar a su asiento, sin embargo antes de poder hacerlo, la joven que antes le había propinado una bofetada al otro, estaba allí hablando. A juzgar por sus ropas, pertenecía a la misma clase que ella, a diferencia del otro.—Oh no interrumpe nada, ya volvía a mi asiento. No considero que la compañía de este señor sea mala señorita, ademas no estoy completamente sola, mi madre esta aquí. Muchas gracias por preocuparse por mi. Realizo otra reverencia, su voz era cada vez mas formal, pues el referirse a otra persona de su clase debía serlo, no le dedico ninguna sonrisa pues tal vez eso era inapropiado, considero volver a su asiento , pero antes de poder, el niño que antes estaba en el escenario grito: <<¡Eh tu, el de problemas de actitud>> Sophia se emociono, realmente quería que el show continuara, sin embargo la luz no se encendió.

Pasaban minutos en silencio y nada comenzaba, la joven pregunto a su acompañante, pues el chico ya las había dejado.
—¿No se supone que esto debe comenzar ya?—  En su tono de voz demostraba algo de preocupación, pues no sabia que estaba pasando realmente.

Paso una media ahora cuando una mujer en medio de la arena explica porque no pueden continuar, Sophia suspiro muy levemente y con rapidez volvió a su asiento, sin antes disculparse por tener que irse. Anne, la madre de Sophia se levanta indignada mientras se dirige a la salida todavía hablando con su conocido, la joven suspira con decepción, toda la emoción de ir al circo se había desvanecido, tanto tiempo desperdiciado para nada. Sophia seguía mirando el escenario y cuando las luces se encendieron, noto la preocupación en la cara de todos los integrantes del circo. Su madre seguía caminando, tomándola del brazo con fuerza, pero la niña no podía quitar su mirada del escenario. Escucho un grito, de la joven con poca ropa <<¿Qué demonios diremos mañana? ¡Alguien ha desaparecido!>> Todos los pelos se le pusieron de punta, sabia bien que la gente desaparecía y que las cosas malas ocurrían, pero se le hacia imposible pensar que eso podría pasar en un circo, un lugar tan inocentes, lleno de niños que esperaban divertirse. Estaba preocupada y quería saber que ocurría y si podía ayudar en algo, sin embargo su madre la saco de un tirón del lugar, casi en la puerta. Sophia sentía que debía por lo menos preguntar que ocurría.
—Señora Madre, necesito ir al baño porfavor— Lo dijo casi gritando, en un acto de impulsividad, algo que nunca tendría. Se sonrojo y tapo la boca, sabia que su madre nunca mas la dejaría ir a un circo ni a nada que fuera divertido y que posiblemente la castigaría por haberle hablado tan alto. Realizo una reverencia y miro a los ojos de su madre, quien la miraba seriamente. —Perdón... es que realmente necesito ir al baño, no aguantare hasta casa. Su usual tono de voz calmado y elegante había sido remplaza por uno nervioso y rápido, nunca le había mentido a su madre, pero tenia que llegar con rapidez hacia la mujer en el escenario para preguntarle que había pasado, necesitaba saberlo. —Te espero afuera, y no tardes. La voz de su madre sonaba mas grave y seria de lo normal, sabia que estaba en un gran problema. Su madre la soltó del agarre y se fue hacia afuera, cuando vio que su madre ya no podía verla, corrió con rapidez hacia el escenario, esquivando a todos los presentes y cuando llego hacia la chica que había gritado, realizo una pequeña reverencia.—Perdone que me meta en asuntos que no son míos, pero no puedo evitar preocuparme ¿Quien desapareció? ¿Se encuentran todos bien? Disculpe otra vez señorita, realmente quiero saber que ocurre—

Off Rol:
Primero que nada, perdonen que no haya subido esto antes, es que tuve un pequeño percance (Mejores amigas que se meten en tu casa sin permiso y no te dejan rolear en paz)

@Xiasama Sigo adorando a tu personaje y la shippeo con Ren (SorryNotSorry) Me encanto su intento de ser social xD

@Mixchie No tengo mucho que decir sobre Ren que no halla dicho xD De tus otros personajes no se mucho, solo que la chica en silla de ruedas me hace recordar a un personaje de una novela xD

@Hakurin Al parecer todos opinan que Sophia es tierna, y no se los voy a negar. Si, traer a niñas a este tipo de rol es un campo minado para los pobres personajes, a ver si Sophia sobrevive o pasa a mejor vida xD

_________________
Let's do the time warp again!
Imagen personal : Mensajes : 5
Puntos : 159
Fecha de inscripción : 06/01/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: [T] El circo macabro

Mensaje por Mixchie el Dom Ene 08, 2017 5:23 am


En el tiempo que se escogía al “afortunado”, fue testigo de una riña entre dos personas unos asientos en diagonal del suyo. No supo muy bien cuál fue el origen del altercado, pero sí podía dar cuenta de lo ruidosos que eran. Si se encontrase sola en ese circo, su primer instinto hubiese sido el de chasquear la lengua, pero por obvias razones se limitó a escuchar las disputas mientras su mirada se enfocaba en el escenario, debido a que mover el cuello, a pesar de no ser imposible, se le dificultaba bastante. Su tía parecía una niña pequeña en comparación a su propia persona, tomando a la ligera a “los jóvenes de hoy en día” con una sonrisa amable. Aprovechando que estaba con su rostro volteado, suspiró sin producir ningún ruido, algo agotada de la situación.

Su sirviente no tenía muy buen rostro, si podía opinar, seguramente por temor a que sucediera algún percance y las dos aristócratas se viesen implicadas, mas era calmado por la mujer de edad madura. Solo unas frases no pasaron desapercibida por la muchacha, respecto a la naturaleza del ser humano. No gustaba de escuchar conversaciones ajenas, pero al compartir la opinión del pelinegro su cerebro captó la información en un segundo. Con la protección de la oscuridad, su mirada se afiló al tiempo que se perdía en sus pensamientos, ideas que jamás conocerían la luz del sol, incluso si así lo deseara. Digamos que estar atrapada en tu cuerpo no es algo muy favorecedor.

Acto seguido continuó en su propio mundo gris, o al menos así fue hasta que su tía habló emocionada en un susurro.
—Lyr, preciosa, un joven ha puesto su mirada en ti.— Solo se dignó a levantar una ceja, a sabiendas de que su familiar estaría inspeccionando a dicho sujeto. ¿No era ella la que siempre se oponía a que su sobrina fuese emparejada con alguien desconocido? Tan solo una respuesta venía a su cabeza, y era el que lo hiciera para recordar sus días de lozanía; una actitud inocente a pesar del tiempo que llevaba en el planeta, si se le permitía aventurar. Los siguientes minutos se pasaron con una lentitud tortuosa, pero nuevamente, estaba acostumbrada a pasar sus días de dicha forma. No era lo mismo con sus acompañantes, sin embargo, y no tardaron en denotar decepción cuando la ¿novia? del presentador indicó que se debería cancelar el show.

Quejas y más quejas, pero parecían provenir de una infante más que de alguien de cuarenta años.
—Vamos, son raras las ocasiones que puedo llevar a mi pastelito fuera de casa, ¿por qué tenía que suceder esto…?— Si fuese necesario describir su rostro, sería el fiel retrato de un niño al que le han quitado su dulce, lo que suavizó las facciones de la menor, pero invisible para ojos que no la conocieran desde años. Su sirviente le miró con cierta lástima, sin embargo ningún comentario abandonaron sus labios al tiempo que tomaba las manillas de la silla de ruedas. Se dirigían a la salida, no obstante fue la misma idea de la gran mayoría de personas dentro de la carpa, por lo que golpes y contoneos no hicieron falta.

Fue tanto el jaleo que ocurrió, entre gritos molestos y quejas contra la organización del circo ambulante, que la rubia fue separada de sus protectores, quienes eran arrastrados por la multitud hasta más allá de la salida. Cerró sus ojos por inercia cuando su silla temblaba con cada impacto; jamás había sufrido nada igual desde que perdió la movilidad. Mentiría si dijese que su corazón no palpitaba rápido, pero también si mencionara que le importaba su propio bienestar. Era más bien causa de la sorpresa que del miedo.

OffRol:
@MeiLaing asjkdhaksjdhaskjdhas gracias X//DD ¿En serio? owo ¿Recuerdas el nombre de la novela? ovo
avatar
Mensajes : 11
Puntos : 185
Fecha de inscripción : 06/01/2017
Edad : 18

Volver arriba Ir abajo

Re: [T] El circo macabro

Mensaje por Xiasama el Dom Ene 08, 2017 10:58 am



Una voz se sobrepone e interrumpe cualquier charla que se esta efectuando. Bastantes personas se emocionan y clavan su mirada sobre el escenario, esperando al in el gran espectáculo. Los minutos pasan, pero nada parece moverse, haciendo que la incertidumbre se incremente. Hay personas que comienzan a molestarse y al no saber lo que sucede no saben muy bien que hacer, tal vez deberían irse sin mas..., nadie sabe realmente que hacer, y la chica de cabellos blanquecinos no es una excepción.

[…]

El insolente me mira con una sonrisa demasiado amplia para considerarse formal, me parece repulsivo, pero tampoco me parece el momento indicado para que alguien le e enseñe modales. Me comenta que no interrumpo nada, cosa que imaginaba, mas la pregunta no era mas que una formula de respeto educación. La niña también secunda sus palabras, solo que las de ella tienen un carácter mas formal y mas apropiado, ademas incluye una inclinación de cabeza, cosa que me deleita enormemente, por fin alguien con modales. Le sonrió detrás del abanico que todavía no he cerrado. Me apena que tenga que tenga que regresar a su asiento, mas a conseguido alegrarme levemente y prefiero no molestarla. Mi intento de buen humor se esfuma tan rápido como habia venido, al abrir la boca el otro hombre. Prefiero ignorarlo y pasar por alto las preguntas que me habia formulado, realmente las palabras que salieron por sus labios tenían sentido y eran inteligentes, y aunque hubiese querido responderle me habría costado dar algo inteligente.

Una voz se eleva y capta la atención de todos los presentes. Cuando la voz menciona al de mala actitud, inconscientemente mis ojos se clavan en el insolente y sonrió de lado, tal vez lo echen, le harían un favor a todos. Las luces siguen sin encenderse. Noto como la pequeña que esta a mi lado mira el escenario impaciente. —Ya que te gusta jugar a ser una protectora de la justicia, puedes cuidarla~— La voz del hombre me sobresalta y antes de que pueda decirle algo se va, se pierde entre la multitud. Suspiro.

Pasan los minutos y nada sucede. Comienzo a aburrirme y a molestarme, ademas mi prometido no ha vuelto, cosa que me comienza a mosquear. La voz de la niña que esta a mi lado pregunta si no es hora de que comience. Su voz denota claramente preocupación. Me enternezco ante este gesto, realmente es una niña adorable, mes gustaría achucharla, pero no lo hago porque esta mal visto, me limito a darle unas palabras tranquilizadoras y vacías, al fin y al cabo yo también estoy preocupada.

El tiempo pasa y nada sucede, tengo la tentación de entablar conversación varias veces, pero ella parece tan ocupada observando el escenario que prefiero no haberlo. Se oye la voz de una mujer indicando que el espectaculo no va a continuar, cosa que me alivia, al fin podría regresar a casa. La pequeña suspira y se despide, cosa que me apena. La gente comienza a irse, se oyen protestas por todos lados. Aun sin dejar de abanicarme me vuelvo a sentar y la preocupación aumenta. Calculo mentalmente cuanto tiempo ha pasado, por experiencia se que cuando el va al baño suele tardar, pero el tiempo que ha pasado desde su desaparición me parece excesivo. Intento calmarme diciéndome que a lo mejor no recuerda donde estaba y que nada mas se vacié esto un poco me encontrara.

Las luces se encienden de golpe y puedo oír la voz de la presentadora. Lo que dice hace que se me caiga el alma a los pies. Los primeros segundos mi mente no funciona, e instantes después el color me baja drásticamente. Tengo miedo. Salgo a la carrera hacia el lugar donde se encuentran, tropezando con la gente. Muchas personas me miran con desaprobación y me insultan, pero nada de eso me importa ahora. El camino se me hace larguisimo, y cuando logro alcanzarlos mi corazon golpea mi pecho agitadamente, ademas mis ojos comienzan a escocer.

Por favor díganme quien ha desaparecido, por favor, por favor, por favor!!!! Cuando me doy cuenta estoy gritando y sacudiendo a la presentadora.

off rol:
Por fin el ordenador, que alivio XD. Se me ha hecho un poco complicado enlazar las partes de Ren y Sophia, ya que parecía como si ambos estuvieran en sitios diferentes, espero haberlo hecho bien, si es así quiero mi sopita n.n okno, ya paro jajajaja

Por cierto, mi pequeña es un poco donjuan, pero tiene esposo XDDDD, asi que a no ser que pase algo drástico no voy a hacer que ligue u.u *le pegan por romper esperanzas*

Pd: vamos a morir todos!!!!!
avatar
Mensajes : 11
Puntos : 185
Fecha de inscripción : 06/01/2017
Localización : Yo hábito en tu imaginación...(^^)

Volver arriba Ir abajo

Re: [T] El circo macabro

Mensaje por Mixchie el Lun Ene 09, 2017 2:37 pm


Instantes después de que expresara su deseo de participar, entre todas las voces que se mezclaban en el aire, resaltó una de un muchacho de cabellos oscuros, que intentaba llevar la atención a alguien que estaba cercano a él. No se hubiese interesado tanto en la situación de no ser por un golpe a la mejilla del joven, provocado por una aristócrata de ojos carmesíes. Inevitablemente llevó sus manos a su boca, cubriendo el espacio que se formó debido a la sorpresa, ¿era tan necesario hacer algo así? No sentía que el desconocido se comportase incorrectamente, después de todo, ¿el circo no estaba para divertirse? Era por esta misma razón que le tomó desprevenida el incidente, porque no era ajena a la violencia, aunque sí estaba en contra de cualquier acto que dañara a otro ser vivo.

La inocente rubia se encogió en su asiento, intentando que su presencia pasase desapercibida, principalmente porque tenía curiosidad de saber cómo acabaría todo eso.
—Qué idiota.— Escuchó la voz de T a su lado, y sin necesidad de dirigir sus ojitos celestes a su figura, imaginaba perfectamente su ceño fruncido. Se proponía responder la frase, cuando notó que el animado pelinegro caracterizaba a la humanidad como despreciable, cosa que le hizo inflar las mejillas ligeramente. Quizás sí cometían errores, como era de esperar, pero existían personas que tenían un corazón más grande que la Tierra misma, ¿no era trabajo de ellos mismos cambiar para crear un mundo mejor? Su hermano intuyó la serie de pensamientos que podría estar creando y le acarició la cabeza, buscando relajarla.

Por lo general no se enfadaba por mucho, así que al poco tiempo ya estaba con su rostro tranquilo. Sus orbes se enfocaron en una niña más joven que ella de cabellos rubios, que se levantó para preguntarle al herido si se encontraba bien, o algo así creyó escuchar a pesar de la lejanía. Aquello le enterneció de sobremanera y quería saber qué ocurría luego, sin embargo fue captada por orbes color sangre, quien le saludó con su mano a la distancia. Nerviosa volteó su rostro hacia el escenario, reprochándose internamente el meterse en asuntos que no le incumbían, sentimiento que empeoró al escuchar un fuerte “¡Eh, tú!”. No obstante, su corazón volvió al ritmo normal cuando reconoció al niño que buscaba un voluntario, él se dirigía al que provocó toda una conmoción entre los espectadores.

Algo decepcionada por no ser la elegida, balanceó sus piernas bajo el asiento, ansiosa de ver qué le pedirían hacer para sorprender a la multitud. Esperó varios minutos, sin cansarse en absoluto como algunos que ya empezaban a quejarse en voz alta, pero al cabo de aproximadamente media hora, se anunció que se cancelaban las actividades del día. Se tensó por completo, no podía negar que le entristecía el saber dicha noticia, pero más aún lo lamentaba por su hermano. Sus mejillas se encendieron ligeramente mientras su mentón miraba el suelo.
—Lo siento, T…— Ya tenían suficientes problemas para poder pagar la comida de cada día, y solo para darle un mimo a la rubia perdieron una tarde entera de ingresos. Una risa fue audible a su lado, comentando que no necesitaba sentirse culpable, pues él fue quien propuso la idea. Únicamente asintió con suavidad, sin lograr quitarse el peso de sus hombros.

Ambos se levantaron de sus asientos, dispuestos a irse junto a la masa de personas. Sería mejor esperar a que se despejara, pero el mayor temía porque pudiera suceder algo a Shinae; no le había comentado, pero se enteró de los asesinatos por comentarios que escuchó cuando caminaban en el exterior de la carpa. Por ello, tomados de las manos buscaban espacios entre cuerpos para poder volver a casa, buscaban el lado por el que pudieran salir, pero alguien se interpuso entre ambos, separándose de forma inevitable. Intentó gritar su nombre, mas su voz jamás lograba alcanzar fuertes volúmenes, así que se perdió entre la marea. Fue así que decidió quedarse en su lugar hasta que estuviese más despejado, acabando cerca del escenario.

Finalmente la electricidad volvió, pero al acostumbrarse a la repentina luminosidad, la rubia se percató de las miradas preocupadas que se daban los miembros del circo. Beatrice, la mujer que emergió de las sombras al inicio del show, exclamó lo suficientemente fuerte para que lo escucharan los presentes. Su cuerpo se estremeció y ancló al suelo por varios minutos, ¿quién desapareció? Seguramente era alguien que ellos conocían, porque sería imposible decir si una persona del público se esfumó cuando podría haberse ido, simplemente. Intentaba tranquilizarse, pero a medida que el tiempo pasaba, su corazón latía con más frecuencia. Un nudo en la garganta le impedía preguntar si sabían cómo era esa persona y temblaba con cada segundo en que no veía a T.

Cuando la adrenalina asaltó su sistema, apresuró el andar de sus pies, pasando al lado de un joven con cabello de la misma tonalidad que el de ella, terminando corriendo hacia algún extremo de la carpa. No avanzaba tanto como desearía, gracias a que era de estatura más bien baja, por lo que sentía impotencia consigo misma. ¿No debería de estar ya con ella su hermano? Seguramente estaba buscándola por fuera, así que allá se dirigía. Tropezó debido al nerviosismo, pero no le importó el rasmillón en su rodilla, necesitaba saber que el mayor estaba a salvo, pues sabía que jamás la dejaría atrás. Se incorporó para volver a correr con todas sus fuerzas hasta pasar por debajo de la tela negra y roja, ya que no tenía tiempo para llegar a la salida, que estaba más lejos.
avatar
Mensajes : 11
Puntos : 185
Fecha de inscripción : 06/01/2017
Edad : 18

Volver arriba Ir abajo

Re: [T] El circo macabro

Mensaje por Master el Mar Ene 10, 2017 8:02 pm



Juguemos a las pistas: aquí hay escondido un ratón, y nadie sabe dónde está. Pero tenía un compañero, ¿el compañero sigue ahí?

OBJETIVO EN PÁGINA SIGUIENTE


Última edición por Master el Miér Ene 11, 2017 5:56 am, editado 2 veces

_________________
FRASE
Imagen personal : Mensajes : 30
Puntos : 1133
Fecha de inscripción : 09/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: [T] El circo macabro

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.